emelec emelecista emelexistaLos goles de Ayováson para su abuelo
Aparte de convertir, Jaime Ayovátambién asiste a sus compañeros. El delantero azul registra dos habilitaciones en el torneo local.
Datos

Cada vez que el 9 azul marca, levanta la mirada y apunta al cielo para dedicarle sus tantos a Cristino

Jaime Ayováregresó este año a Emelec para revivir una “vieja pasión”. El artillero esmeraldeño, que con sus 10 goles mantiene en la punta al ‘Ballet’, arribó a filas eléctricas cuando tenía solo 18 años, en 2009 emigró a filas del Manta “para ganar experiencia” y en 2010 volvió al ‘Ballet’ con fuerza. Su objetivo ahora es vencer a Espoli para adjudicarse la primera etapa del campeonato.

Yo llegué a Emelec el 3 de enero de 2006. En ese tiempo todo el mundo se venía a probar acá. Recuerdo que vine a Los Samanes, donde el ‘profe’ Carlos Torres Garcés con Duffer Alman eran los que se encargaban de escoger a los jugadores que se quedaban. Gracias a Dios me escogieron junto con Jefferson Montero y Wimper Guerrero”.

Este esmeraldeño de 22 años se hizo hincha de Emelec porque su primo, Walter Ayoví, jugaba en aquel tiempo en filas azules. “Yo admiraba mucho a Walter, entonces le dije que quería ser futbolista y él me trajo a vivir a su casa en Guayaquil, para que entrenara en Emelec”.

Al preguntársele por qué ambos llevan los mismos apellidos, AyováCorozo, Jaime responde: “Es que somos primos de parte de padre y madre, o sea, el papá de él es primo de mi papá y mi mamá es prima de la mamá de él, también soy primo de Orlindo Ayoví, pero no soy nada para Arlín, Julio, ni para el arquero de acá de Emelec (David)”, dice mientras ríe al soltar: “Es verdad aunque parezca un trabalenguas”.

Jaime no solo le agradece al ‘polifuncional’ jugador del Monterrey de México por haberlo encaminado en la senda del fútbol, Ayovále dedica gran parte de sus triunfos a su abuelo, Cristino.

Cada vez que hago un gol miro al cielo y le mando todos los besos que puedo a mi abuelo, yo me crié con él en Eloy Alfaro, Esmeraldas, lamentablemente falleció hace tres años, pero siempre lo tengo presente; es como si fuera mi padre”, revela Ayoví, quien se estrenó en primera con la azul en un Clásico jugado en el Capwell.

A máme hizo debutar el ‘profe’ Torres Garcés. (Marcos) Mondaini estaba lesionado y me puso, solo jugué 5 minutos, porque en esa época empezaba el partido, tiraban la pelota afuera y ya se podía hacer el cambio del juvenil, yo tuve la suerte de jugar más que sea cinco minutos (ja, ja), recuerdo que salápor el ‘Pony’ Ladines”, señala.

El año pasado este jugador ya dio destellos de buen fútbol, cuando jugando en el Manta anotó 7 goles.

A principios de ese año don (Nassib) Neme se me acercó y me dijo que había una propuesta del Manta, yo la acepté y creo que me fue bien, yo sabía que no iba a tener mucha ‘chance’ acá, porque adelante mío había muchos jugadores extranjeros, asáque decidáirme”, asegura.

Cuando nadie se lo esperaba Ayováapareció en la lista de “repatriados” de Jorge Sampaoli, quien ante la pregunta de la falta de gol en Emelec siempre respondió: “Nosotros tenemos mucha confianza en Ayoví”.

A máme sirvió mucho jugar en el Manta, esa es mi segunda casa, pero claro que quería regresar a Emelec, porque este equipo es uno de los grandes y a máme gustan los retos grandes. El estar acá es como revivir un viejo amor”, confiesa.

El delantero que fuera duramente criticado por parte de la prensa y de la hinchada tuvo una sequía de siete fechas sin marcar, de la octava a la décimo quinta jornada.

En este tiempo me sentía frustrado, porque cuando se es delantero uno siempre quiere marcar, y más cuando el equipo no andaba muy bien como en esa época”, comparte para luego agregar como logró superar esa mala racha.

En los entrenamientos se trabajó mucho el definir con más calma y creo que eso es lo que nos está ayudando para que nos estén saliendo los goles. Ahora tenemos más tranquilidad dentro del área y estamos siendo más contundentes”, cuenta.

Sobre el nuevo papel que lo está haciendo cumplir Sampaoli en su esquema, el de centrodelantero, aclara. “A máme ha hecho 9 en este momento el ‘profe’ Sampaoli. Yo en el Manta jugaba más de puntero, porque los ‘forwards’ eran Nicolás López y Carlos Castilla y a máme tocaba jugar más retrasado”.

En las inferiores azules se movía como 10, como volante de avanzada o de puntero por derecha, por eso indica que cuando no le llegan “pelotas” al área tiene la habilidad de retroceder para buscar pelotas al medio campo.

El pasado domingo en el Jocay, Jaime le anotó un ‘hat-trick’ al Manta, pero antes ya había conseguido doblar esa cifra en un partido. En las inferiores eléctricas, Ayovállegó a marcar hasta 6 tantos. “En un partido del torneo Sub 20 con Emelec le metá6 goles a Olmedo acá en el Capwell, eso fue un ¡Boom! ja, ja, hasta en Copa (programa deportivo) los pasaron”.

El partido terminó 8-2 a favor de los eléctricos y quienes se encargaron de abastecer a Ayováen dicho encuentro fueron Michael Arroyo, Miguel ‘Bolita’ Cortez y Willam España; el DT fue Humberto Pizarro.

Ayováarrancó este año como banco de Hernán Peirone, pero poco a poco el esmeraldeño supo quedarse con el puesto de titular.

Con Peirone teníamos una sana rivalidad, yo aprendámucho de él, por ejemplo a saber recibir el balón de espaldas al arco”, señala.

Precisamente eso se vio reflejado en el primer gol de los tres que le viene de encajar al Manta. “Hernán siempre me decía que tenía que aguantar bien el balón de espaldas y por ahátratar de habilitar a los compañeros, gracias a Dios asá salió el gol del empate ante el Manta. Yo estaba de espaldas y se la pivotié a Fleitas y él después me la devolvió. Fue un bonito gol”.

Al preguntársele con cuál de los 10 tantos que ha marcado se queda, duda, pues le gustan dos, eso sáse los adjudica también a todos los que lo han abastecido.

Me quedo con el que le anoté a Liga en el Capwell, porque lo conseguásobre el final (93’) y fue el que nos dio esos tres puntos importantísimos, también me encantó el segundo que hice ante el Macará acá en casa, por la pared que hice con Biglieri”.

Marcos Caicedo se perderá los dos partidos que faltan de la primera etapa. El juvenil ‘millonario’ sufrió una rotura de los meniscos de su rodilla izquierda, tras chocar con Pablo Saucedo en el partido ante el Manta. Seguirá un tratamiento, pero si con este no evoluciona será operado.

José Luis Quiñónez será baja de tres a seis semanas, el volante de contención tiene una rotura fibrilar en los gemelos de su pantorrilla derecha.

Los precios de las entradas para el partido ante Espoli en el Capwell son: Generales, 6 dólares; tribuna San Martín, 7; tribuna General Gómez, 8; Palco Pío Montúfar, 10; Palco General Gómez, 15; y suite, 25.

Linsy Coello
lcoello@telegrafo.com.ec

Comentarios