Llegó tan simpática al estadio Capwell que todos la miraban de pies a cabeza, pero nadie se atreví­a a tocarla. Hasta que apareció Juan Banchón Mací­as, un viejito hincha del Emelec, que […]" /> Llegó tan simpática al estadio Capwell que todos la miraban de pies a cabeza, pero nadie se atreví­a a tocarla. Hasta que apareció Juan Banchón Mací­as, un viejito hincha del Emelec, que […]"> Bo Derek encantó en su paso por el Capwell