Se acabó el invicto del “Kitu” Díaz en el Capwell y el Bombillo está a una victoria de empatar la diferencia entre ambos clubes en el Clásico del Astillero.

Emelec mantiene el invicto

Después de la victoria ante Barcelona, el equipo dirigido por Alfredo Arias se mantiene como invicto en el campeonato ecuatoriano junto al líder, Delfín. Los de Guayaquil han ganado seis partidos y empatado cuatro de los diez disputados durante la Primera Etapa del campeonato ecuatoriano. Emelec ocupa el segundo puesto en la tabla con 22 unidades, pero con menos goles de diferencia.

Barcelona entra en decadencia

Pese a que le resta un partido frente a Liga Universitaria de Quito, el equipo de Guayaquil no está disfrutando de un gran torneo. Ha ganado solo tres partidos y ha recibido 10 goles en total. Ha empatado, también, tres encuentros y ha perdido otros tres, por lo que suma 12 puntos, diez menos que Delfín y Emelec, los actuales líderes del torneo.

Mejor en Copa Libertadores

Lo cierto es que Barcelona está imparable en la competición continental. Los pupilos de Guillermo Almada han ganado los dos primeros duelos que han disputado en Copa Libertadores ante dos conjuntos complicados: Atlético Nacional (vigente campeón) y Estudiantes de La Plata (prácticamente invicto como local en Libertadores). El desgaste en dicha competición podría repercutir, según varios jugadores, en el rendimiento en el campeonato local.

Marlon de Jesús por fin es decisivo en casa

Pese a ser relativamente joven (25 años), Marlon de Jesús vuelve a ser decisivo en Ecuador. En 2011 protagonizó un sonado traspaso a Israel que no llegó a salir bien. Tras unos años irregulares en México, en 2015 pasó un año en Barcelona en el que no consiguió ser decisivo. Por ello, regresó a Monterrey y pasó por diversos clubes hasta llegar a Emelec, en el que saliendo desde el banquillo terminó decidiendo el clásico ecuatoriano.

El arbitraje debe mejorar en Ecuador

Está claro que reducir el resultado de un partido a la actuación del colegiado no es de recibo, pero la actuación de Juan Carlos Albarracín y su equipo enajenaron a gran parte de la afición del fútbol ecuatoriano. Era la primera vez que el colegiado dirigía un partido de esta índole, pese a contar con escarapela FIFA desde 2015. La expulsión de Jonatan Álvez, en los primeros veinte minutos de juego, condicionó el partido. Al final del compromiso, el juez amonestó a ocho jugadores, cuatro por cada equipo. Penaltis, errores diversos… para el aficionado medio ecuatoriano el arbitraje en su país debe mejorar para que la calidad de sus jugadores se vea compensada, también, por la de los colegiados.

Comentarios