Marcelo Elizaga
Marcelo Elizaga

(por : Hans Behr)

Primer partido (oficial) en el Capwell y nos quedamos con las ganas. Llegamos para ver el pitazo final del partido de reservas (entiendo que ganamos) y a esperar. Asistencia aceptable, pero sin convencer, la gente piensa más en el miércoles. Por los parlantes nombran los jugadores que van a la cancha, pero como es costumbre desde la San Martín no se entiende (casi) nada.

Salen del túnel Elizaga; J. Quiñonez, Mina, Achillier; C. Quiñonez, Pérez, P. Quiñonez, Quiroz, Caicedo; Biglieri y Rojas. Se mantiene el esquema del partido en Rosario (3-5-2). Arranca el partido, Emelec sale haciendo mucho pressing, con buen manejo y toque pero sin crear opciones de gol claras. El rival aguantaba atrás y apostaba a contragolpes sin mucho peligro. Expulsión estúpida e indefendible de Pérez (por eso lo sentaron el año pasado). Fin del primer tiempo. Lluvia (casi) constante.

Hasta ahora lo bueno era la identidad del equipo. La intención de buscar el arco rival por medio de pases a ras de piso, sin desesperarse tirando pelotazos. Y el orden defensivo que se mantiene desde el año anterior. Pero eso no basta para ganar.

Vuelven a la cancha para el complemento. Se intenta mantener la misma idea, pero no hay éxito. Un par de “uuuufff” en cada arco. Sigue lo mismo, poco a poco se iba desdibujando nuestro ataque. La sabiduría tribunera (¿?) pide el ingreso de otro delantero, pero se queda en la banca. Gol del Quito. La RPQLP. Bueno, hay que cantar con más fuerzas si vamos perdiendo…..Y por las mismas nos perdemos el empate. La desesperación empeora, en la cancha y en las gradas. Se la comienza a jugar a lo que salga. Casi Peirone otra vez (no hay que tomársela con él, eso no sirve de nada). Centro, y gol de Peirone, vieron les dije que había que apoyarlo, no no, anulado, LRCDTMHP. La gente se para ver los descuentos. Última jugada, córner, todos al área, hasta Elizaga sube para cabecear. Miradas al piso, o al cielo para pedir ayuda divina. Centro y GOOOOOOOOOOOOOOOOOL. Quiroz otra vez de cabeza. Festejo azul y final del partido. Es una sensación de “casi triunfo”, empatar (aunque sea de local) al último segundo es mejor que terminar con las manos vacías.

Ahora esperando a Newell’s. Ese partido hay que ganarlo o ganarlo. Un empate con goles nos deja eliminados. Yo le apostaría al remate de afuera de Quiroz, Quiñonez y Peirone como variante si no hay claridad en el ataque. Será un rival complicado. Hay que dejar todo.

Comentarios