( por Fernando Flores Gallardo )

Después de dos fechas jugando de visitante, regresamos a nuestra casa, donde en la segunda etapa hemos sido casi imbatibles, salvo una casualidad que la recuperamos un 16 de septiembre, donde ningún equipo de la sierra nos ha convertido siquiera un gol y eso que ya pasaron los “bravos” Liga y El Nacional, y donde el fútbol se vive como en ningún otro lugar del paí­s.

Regresamos a nuestra casa y es nuestra obligación llenar las tribunas, alentar los noventa minutos a nuestro equipo y sobretodo rendir un sentido homenaje a Carlitos Cedeño, quien estoy seguro será feliz como nunca al escuchar su nombre coreado por más de 15,000 azules (no podemos ser menos) en el Capwell.

Jugamos contra un equipo necesitado por el triunfo, el Imbabura necesita sumar para zafar del descenso, y eso lo convierte en un rival de cuidado, no podemos distraernos ni confiarnos en que su técnico renunció, hoy tenemos que ganar a como de lugar y si se puede sacar una diferencia importante de goles mejor, no sabemos si lo vamos a necesitar al final.

Vamos azules que a la Liguilla cueste lo que lo cueste tenemos que llegar.

[slideshow=8]

Comentarios

ARTÍCULOS SIMILARES