MANIFIESTO.- Recogiendo las opiniones y comentarios de analistas e hinchas de futbol, en particular, los Emelecistas, entorno a la situación que afronta el club azul en este momento, casi todos coinciden en el mismo malestar que se ha creado por la forma en que el DT. Carrasco plantea y hace “jugar” al Emelec. Y ese malestar solo tiene una causa, no quieren quedarse sin otro año sin campeonar…nooooo, nadie lo desea, bueno, ya sabemos quiénes no, en todo caso el deseo es mutuo.

La hinchada azul ha entrado en una especie de paranoia futbolística, y no exagero al decirlo, basta con ver en las redes sociales, el sentir de la fanaticada, es evidente que no les agrada para nada ver lo que acontece deportivamente con su amado club, teniendo en cuenta que ha tenido todo para triunfar, pero lastimosamente no lo ha hecho. Y aquello ha dado paso a un periodo de frustraciones que quieren que se termine ya, como su dramático devenir; que se comienza con optimismo y de a poco el pesimismo nos va acobijando al finalizar el campeonato… y no queremos que se vuelva un habito, el fracasar. Y si, habrán por aháalgunos bodoques que dirán; pero clasificamos a la copa libertadores, sudamericana, pero para que, para hacer el ridículo. Amo mi equipo, pero tampoco por eso tengo que conforme con esos placebos, yo quiero que juegue y gane bien, no al último minuto, con más angustia que con futbol. Los que vimos otras versiones de este equipo, sabemos que Emelec siempre se caracterizó por ser armónico en su juego, de ahí, el apodo “EL BALLET AZUL”. Y cuando somos testigos de ver una seudo muestra de futbol, con apariencia de juego, si podemos hacer un juicio de valor real, o critica…pero no esa viperina, si no, la de criterio, la de mesura, la enérgica pero justa, en sí, la constructiva, esa que nos sirve para mejorar si es practicable, la que muchos pensantes la acogen como un instrumento de guía, la que los soberbios la rechazan por sus egos. Y en el futbol más que todo, esa premisa es casi una norma.

Carrasco tiene su premisa, su ideal, su filosofía de ver la vida y el futbol a su percepción, y asádebe ser. En el plano deportivo, el cree en lo que piensa y trata de plasmarlo, hacerlo lo más real posible, que se vuelva objetivo. A él, se lo trajo por una “especial” referencia; trata de distinguirse siendo lo más ofensivo posible, como el mismo aduce; por mi pondría cinco atacantes…el cae en el supuesto, que teniendo diez atacantes, meterá 9 goles por lo menos, pero veinte en contra, si no tiene la contención necesaria para contrarrestar esa osadía. Quiero entender, que el busca el arco contrario, que desea ganar los partidos, que no se atrinchera defensivamente, ok, está bien…pero…para que su axioma se cumpla, debe ser justamente objetivo; tener las piezas, los elementos idóneos para lograrlo, además de un tiempo necesario para que aquella idea sea asimilada por el plantel. Algo que no se ve hasta ahora.

Emelec venia jugando bien, desde que lo dejó Sampaoli, el turco siguió el curso dejado por el pelado, al igual que Silva… y bam!!…una final (perdida pero se llegó), después, se ganó la primera etapa de este año, con ese esquema, ese estilo, con ese juego…y con sus falencias notables en la ofensiva, pero se ganó igual. De ahí, solo era cuestión de hacer algunos cambios, no replantear estilos, ni refundar esquemas, solo era de traer tres panas pepas que hagan la diferencia, y Carrasco acertó en eso, pero no atinó en los jugadores, a mi forma de ver no lo ha hecho. Para máno fue saludable traer a un técnico con otra visión, no digo que no sirva, pero para poner en práctica su idea, necesita tiempo y elementos…lo uno no lo tiene y lo otro lo está desarticulando por hacer lo que él cree, pero que no está sirviendo al club. Deja en el banco al cholo Quiroz y a veces a P. Quiñonez…para dejar al autócrata de Méndez, que también no es de mi aprobación, para que sea el conductor, amo, señor, patrón del equipo. Él ha aportado lo que aporta el gobierno a la cultura, solo migajas, Gaibor, hoy por hoy, es más que ese mandamás… y por favor !!…deben jugar los dos cinco, si o si…si en vez de Barcelona hubiese sido el D. Quito, como está ahora, nos sopleteaba tres muertos de la risa y acá mismo.

Tengo serias dudas con el futuro del equipo, y culpo de esa angustia, y de la colectiva, al que trajo a este señor Carrasco para refundar al Emelec, cuando ya tenía su identidad, ahora no se quién es el pobre…solo me acercaría a decir que es un bombillo enfermo, por eso se lo ve apagado.

En todo caso, espero que el equipo logre encontrar ese equilibrio lo más pronto, que los jugadores hagan el máximo esfuerzo posible por entender la idea del técnico, que también el entienda; QUE LA PREVENCION TAMBIEN ES UNA VIRTUD DE LOS VALIENTES…PORQUE HA HABIDO MUCHOS QUE SE CREYERON SERLO…Y MURIERON COMO ESTUPIDO POR NO HACERLO…

BOMBILLO…NOSOTROS SOMOS TU ENERGIA PARA QUE SIGAS BRILLANDO….SIEMPRE.

Numa Pompilio Llona Cardenas

Comentarios