Dejó el fútbol hace años, pero en realidad no lo hizo. Parece algo difícil de comprender, no obstante es la realidad que vive el ex jugador Pedro Mauricio “Potro” Muñoz, quien supo combinar esta disciplina con los estudios y seguramente esto lo ayudará en el futuro.

Dejó el fútbol hace años, pero en realidad no lo hizo. Parece algo difícil de comprender, no obstante es la realidad que vive el ex jugador Pedro Mauricio “Potro” Muñoz, quien supo combinar esta disciplina con los estudios y seguramente esto lo ayudará en el futuro.

Siempre fue un goleador, sus anotaciones las festejaron los hinchas de Nueve de Octubre, Filanbanco, Liga de Quito, D. Quito, Valdez, Delfín, Liga de Portoviejo, Emelec y Espoli, donde sumó 118 tantos y sin olvidar su paso por la selección nacional en 1986, 87 y 88.

Sus ganas de ser más que un futbolista lo llevaron a graduarse de periodista, aquello le ha permitido seguir en el balompié (aunque sin pantaloneta ni pupos), pero en un escritorio con papeles relacionados al rey de los deportes.

El “Potro” se retiró de las canchas en 1998, y comenzó a hacer periodismo tanto en prensa, radio y televisión.
El 13 de febrero, el mismo día de su cumpleaños, en el 2001, ocurrió un cambio en su vida, dejó el periodismo, y pasí a ser la imagen de la Federación Ecuatoriana de Fútbol como relacionista público, era un giro de 180 grados, ahora estaba en la otra orilla de los jugadores.
Atrás quedaron los días de entrenamientos y la tensión por hacer los goles.

Los primeros años cuando me retiré fueron muy desagradables, extrañaba los entrenamientos, quería seguir jugando, pero me era difícil. Veía a compañeros que actuaban junto a mí, y que seguían en la cancha. Pero los fines de semana eran horribles, quería irme a la concentración, y hasta soñaba jugar”, expresa Muñoz mientras recibía una llamada desde Loja solicitándole el horario y árbitros de los partidos de la próxima fecha.

La etapa de jugador la extraño, pero ya me acostumbré a estar fuera de la cancha”, manifiesta el ex futbolista, quien el año pasado se sacó la “pica” y reforzó al Panamá en segunda categoría.

VIDA CON EL DEPORTE
Padre de tres hijos, Mauricio (14), Andrea (12) y Pedro (3) le da las gracias a Dios por seguir junto al deporte ahora cerca de sus 40 años.
Dice que su hijo mayor está en las divisiones menores del Emelec y que le ve ganas de ser un buen jugador, pero que el tiempo le dirá. Se lleva bien con todos los medios, desde su etapa de jugador.

Uno es el nexo de la Federación Ecuatoriana de Fútbol con la prensa, por lo tanto debo proporcionar todo lo que me piden. Aquáno hay exclusividad para nadie y todos reciben el mismo trato”, expresa Muñoz, al tiempo que nos contó una anécdota reciente.

Estábamos en la Copa América y ayudaba en los entrenamientos, cuando varios hinchas peruanos me confundieron como jugador y pedían autógrafos, me sonreía y ellos insistían en que les firme, esto ocurrió varios días”, señaló Pedro Mauricio.

La historia de Muñoz es un ejemplo de que cuando se combina el deporte con los estudios se labra un mejor presente y futuro.
Y eso que para muchos el número 13 ha sido de mala suerte, en cambio para el “Potro” ha sido lo contrario, porque nació un 13, entró a la FEF un 13 y hasta jugó con el número 13.

Fuente : Diario Extra

Comentarios