Emelec 1 – Olmedo 1 Estadio Capwell

Recuperando un juego aplazado por la participación de Emelec en la Copa Libertadores de América, los ‘Eléctricos’ recibían la visita del peligroso Olmedo de Riobamba, un equipo que en más de una ocasión había hecho pasarle apuros al equipo guayaquileño en el reducto del Capwell.

Geovanny “La Cuchara” Caicedo tuvo un debut aceptable en la zaga emelecista, los hinchas azules lo aplaudieron cuando subia al bus luego del partido, todo lo contrario sucedio con el delantero Jorge Ladines (foto). Wipipe Segura estuvo en los vestuarios, y es muy poco probable que juegue este Domingo frente a LDU Quito.

Novedades en los planteamientos

Para este juego, que debió haberse jugado el 14 de febrero, día del amor y la amistad, el equipo de Carlos Torres Garcés iniciaba el juego con varias novedades. La primera de ellas era el debut de Marcelo Elizaga en el estadio Capwell en calidad de ecuatoriana, otras dos eran los estrenos de Junior Ayoví como lateral izquierdo y Geovanny Caicedo como zaguero central, y finalmente, la ubicación de Silvano Estacio como mediocampista por derecha, una posición más acorde a sus perfil y características.

Por su parte, el equipo riobambeño conducido por estratega argentino Víctor Marchesini, realizaba algunas variantes en relación con su último partido, entre las que destacaba la aparición desde el inicio de Hernán Lamberti en reemplazo de su compatriota Pedro Joaquín Galván y la de Wellington Paredes como doble cinco junto a su compañero Luis Caicedo.

Primer Tiempo

Los primeros cuarenta y cinco minutos se desarrollarían ante el dominio territorial del local, Emelec, que aprovechando el desempeño incorrecto del visitante Olmedo, buscaba presionar por todos los sectores del campo pos del gol de apertura.

Aunque el dominio y casi todos los ataques del primer tiempo sería de parte del local, que tampoco hizo un buen partido, los ataques más profundos o peligrosos seráan del visitante Olmedo, tal como sucedía a los dos minutos con un remate de cabeza de Hernán Barcos que pasaba por encima del vertical.

Poco a poco el Emelec comenzaba a presionar por las bandas a base de velocidad con las incursiones de Carlos Andrés Quiñónez y la buena presentación de Junior Ayoví. No así, los puntas Ladines y Rodríguez, quienes pasaban más que desapercibidos, algo mejor el paraguayo que esperaba atento las muy pocas pelotas que le distribuían.

Primera incursión y penal

A los dieciséis minutos de juego, cuando poco había sucedido para que el Emelec abriera el marcador, llegaría una jugada clara, justa y decisiva en la primera etapa. Jorge Ladines ingresaba al área a toda velocidad por el costado izquierdo, centraba buscando al paraguayo Rodríguez, pero la pelota era rechazada por un zaguero. Junior que esperaba muy fuera del área corría a toda velocidad a rematara, y cuando ingresaba al área el argentino Lamberti lo desplazaba y el juez central dictaminaba un justo tiro penal.

A la ejecución acudía Jaime Caicedo, quien a los diecisiete minutos, con un elegante remate colocado al costado izquierdo del portero Estrada, decretaba la apertura del marcador.

Luego del gol deberían transcurrir muchos minutos para observar una nueva jugada de peligro, siendo el Olmedo que a los treinta y cuatro minutos estrellaba una pelota en el vertical con un remate cruzado del Hernán Lamberti que intentaba corregir la falta penal que le había dado la ventaja al local.

Ataques de ambas partes

Antes de finalizar el primer tiempo se producirían dos jugadas de peligro por parte de ambos equipos y a minuto seguido.

A los treinta y siete minutos de juego, luego de una buena jugada entre Junior Ayoví, Jaime Caicedo y Jorge Ladines, este último tomaba la pelota en la media luna, giraba para encontrar perfil de remata, y disparaba al arco un tato desviado aunque haciendo emocionar a los aficionados.

Y un minuto más tarde, la réplica del Olmedo no se hacía esperar. Los riobambeños gestaban una gran jugada ofensiva, soltaban un centro pasado a la izquierda y Jorge Torales remataba de cabeza casi sin ángulo, casi sorprendiendo al portero Elizaga que en dos tiempos despejaba la pelota casi sobre la línea de meta y desviaba al tiro de esquina.

Segundo Tiempo

Para los segundos cuarenta y cinco minutos el juego cambiaría radicalmente, aunque en el inicio el Olmedo de Riobamba se iba con todo al ataque al punto de acercarse tanto que emparejaba las acciones.

A los cuarenta y ocho minutos de juego, con el argentino Galván que había ingresado para los últimos diez minutos del primer tiempo, llegaba el peligro a favor del Olmedo. Galván ejecutaba un excelente tiro de esquina y Hernán Barcos remataba de cabeza al primer poste. Sin embargo, el bien ubicado Carlos Quiñónez salvaba de cabeza sobre la línea y despejaba al tiro de esquina.

Galván sorprende a Elizaga

Cuando se jugaban cincuenta y tres minutos llegaría el gol de la igualdad y este llegaba en una de esas jugadas inesperadas para los porteros. El argentino Pedro Joaquín Galván remataba un tiro libre desde la izquierda, la pelota se paseaba por toda el área sin un solo remate defensivo u ofensivo, y el portero Elizaga se veía sorprendido cuando ele esférico se metía al fondo del arco.

Olmedo presionaba y hacía mucho mejor el trabajo sobre el campo de juego. El cuadro local había perdido total dominio de la pelota y los riobambeños presionaban en bloque, llegando por las bandas y con el constante peligro de los extranjeros Torales y Barcos que mantenían a más de tres jugadores enconchados en el área ‘eléctrica’.

Emelec despierta y Olmedo inquieta

De a poco los azules comenzaban a recuperar algo de su juego y eso sucedía con la aparición del colombiano Sebastián Hernández que empezaba a hacerse cargo del control de la pelota, y también por el reaparecer del Michael Arroyo que despertaba de un extenso letargo futbolístico. Los pelotazos largos del colombiano ponían a trabajar a sus delanteros, pero Silvano Estacio, que por una variante táctica había pasado al ataque, jugaba muy abierto por la derecha, y Jorge Ladines no resolvía.

Pero el Olmedo de Riobamba no se daba por vencido y fiel a su estilo de siempre mantenía en constante peligro al pórtico defendido por Marcelo Elizaga. A los sesenta y cinco minutos Barcos presionaba nuevamente y obligaba a la ‘Cuchara’ Caicedo a equivocarse en la salida y regalarle la pelota a Jorge Torales. El paraguayo soltaba un fuerte remate y la pelota pasaba a penas desviada de uno de los verticales.

Los remates comenzaban a llegar con más continuidad y ambos elencos buscaban tomar ventaja de la misma manera. Michael Arroyo y Pedro Galván probaban desde fuera del área, el ecuatoriano de Emelec remataba fuera y el argentino del Olmedo por poco anotaba un gol olímpico de no haber sido por la atajada del compatriota Elizaga.

Los mejores momentos de Emelec

Y justo cuando el local Emelec atravesaba sus mejores momentos en el partido, con jugadores bastante ‘enchufados’ como Carlos Andrés Quiñónez, Facundo Corozo, Sebastián Hernández y Michael Arroyo, el gol no caía y el tiempo comenzaba a llegar a su final.

En un solo minuto el cuadro local tendría dos de sus más claras chances de gol, y ambas en un mismo jugador, Facundo Corozo. En primera instancia el lateral derecho del Emelec se encontraba con una pelota boteando dentro del área a la salida de un tiro de esquina. Este daba media vuelta y remataba con poca fuerza a las manos del portero Estrada. Luego, segundos después, tras un sensacional desborde y posterior centro de Carlos Andrés Quiñónez, Corozo que se encontraba como cuña entre los zagueros, se lanzaba de ‘palomita’ y remataba de cabeza. La pelota pasaba a penas desviada y Emelec se perdía el gol de la victoria.

Sobre los minutos finales la presión del Emelec volvería a diluirse y sería el Olmedo que terminaba inquietando con remates de media y larga distancia del insistente Galván. En los dos últimos finales Galván exigía a su compatriota Elizaga, pero el portero argentino- ecuatoriano reaccionaba positivamente y evitaba la caída de su arco.

Así terminaba este juego aplazado de la segunda fecha, con un Emelec cediendo importantes puntos y a más de tratar quedarse con la victoria, evitando que se la lleve un Olmedo que con mucha justicia empató en marcador.

Facebook Comments