Emelec ganó ante la U. de Chile en el Estadio Nacional 1-0 con gol de Miller Bolaños. Eso no solo significó quebrar con 48 años sin triunfar en tierra chilena, sino que desde abril del 2012 no se ganaba en cancha visitante en la Copa Libertadores (la última vez fue el 3-2 contra Olimpia que permitió la clasificación a octavos de final).

Arrancar asáes una gran motivación para pensar en una clasificación del cuadro eléctrico, pues sus jugadores y la hinchada, mantienen una actitud ganadora donde sea que juegue. Eso lo ratificó Miller al final del encuentro cuando manifestó que “este es el trabajo de todo el equipo, vinimos con la mentalidad de llevarnos los tres puntos“.

Gustavo Quinteros prefiere pensar en los partidos venideros antes de hacer cálculos de clasificación, y se enfoca en cómo remediar las ausencias de Giménez y Narváez, expulsados en el encuentro contra los chilenos. “No está nada perdido para ellos (la U. de Chile) ni nosotros nos sentimos clasificados por ganar de visitante, vamos a tener un rival duro que eliminó a Morelia, es un grupo duro”.

Eso sí, manifestó su satisfacción por su primera victoria como visitante al frente del Bombillo en la Libertadores; donde ya ha dirigido ocho partidos de visitante durante dos años: se perdió seis, empató uno y ahora se anotó un triunfo.

Por su parte, el plantel se alista para enfrentar en los Chirijos de Milagro a la U. Católica de Quito, este fin de semana por el campeonato nacional de fútbol.

Comentarios