El enganche azul ha ganado 3 finales con el ’Ballet’. Hoy, ante Espoli, intentará lograr el paso a la cuarta. Fernando Gaibor (c) lamenta la lesión que dejó fuera a Marcos Caicedo y asegura que dará todo ante Espoli.

Fernando Gaibor busca alargar su promedio perfecto en Emelec. El juvenil azul, que saltará (16:00) como titular ante Espoli, sabe que de vencer a los policiales en el Capwell, los azules se meterán en la final del torneo.

El 10 eléctrico se enroló en filas ‘millonarias’ hace 3 años y como resultado de su paso por el ‘Ballet’ ha conseguido un título por temporada.

Fernando Gaibor
Fernando Gaibor

Yo he sido bendecido en este equipo, llegué cuando tenía 15 y todos los años he salido campeón. Gané el Campeonato Nacional Sub 17 al vencer 2-1 al Quito en el Capwell, el Sub 19 al derrotar 2-0 al Cuenca en Fertisa y el Sub 18 tras meterle 2-0 a la Espoli en Quito”, explica.

Gaibor asegura haber trabajado para que la “estrella” que lo sigue desde que arribó al ‘Bombillo’ no lo abandone. “Sabemos que si vencemos a Espoli en nuestra casa nos meteremos a la final -para él la cuarta- y estoy muy feliz por eso, porque nos hemos esforzado para avanzar a esta instancia”, comparte el jugador de 18 años.

Fernando es consciente de lo que significa que en su año debut en primera ya tenga la posibilidad de colarse en una final. “A la edad que tengo jugar por el campeonato o el partido que dé el paso a eso es muy importante”.

Precisamente ante ese rival, el año pasado, Gaibor alzó su más reciente corona con Emelec, ya que el jugador eléctrico decretó el segundo gol de la victoria (2-0) ante los policiales en la Sub 18.

Cuando anoté yo estaba muy emocionado. Todo el mundo gritaba porque el gol lo conseguácasi al último; en un tiro de esquina de ellos yo recuperé el balón, hice una pared con Kevin Tello, cerré los ojos y me puse a correr lo más rápido que pude. Tello me la tiró por atrás de los defensas, me saqué al arquero e hice el gol”.

Gaibor llegó a Emelec “recomendado” por Silvano Estacio, de quien ahora es compañero en primera.

Yo jugaba los barriales en el equipo del papá de él (Chicos Buenos) en Montalvo con Otilino (Tenorio) y Pavel (Caicedo). Lo veía desde peladito y siempre demostró tener condiciones”, indica Estacio.

La escuela en la que militaba Gaibor, Semillitas de Montalvo, abría la jornada antes de que se disputaran las finales de los barriales. AháEstacio fue observando la evolución de Fernando y lo trajo a Emelec cuando cumplió 15”.

El primero en recibirlo fue Humberto Pizarro. “Estacio me quería meter en la Sub 20, pero en ese tiempo yo era asáde flaquito”, sostiene al mismo tiempo que enseña el dedo índice para graficar lo dicho.

Yo no tenía ni talla, pero Estacio insistió hasta que el ‘profe’ me viera jugar. En ese tiempo había unos burrotes, estaba Cifuentes, Luna, Morante, ‘Bolita’ Cortez, Rodríguez…, pero yo me metáaháa jugar de igual a igual y me quedé. Siempre fui ‘sota’”.

Su primer partido con la divisa azul y plomo fue contra el Deportivo Azogues en la Sierra, cuando con 15 años actuó con la Sub 20.

Esta temporada debutó en primera, en el partido de ida ante Liga, desde aháGaibor, cuyo padre también fue jugador -actuaba de delantero en el Fluminense de segunda categoría- ha jugado 8 partidos en la serie de privilegio, además tuvo la posibilidad de estar en Copa Libertadores.

Este admirador del mediocampista del Liverpool, Steven Gerrard, jugó contra el Internacional en el Capwell.

Todos los días Fernando debía trasladarse desde Montalvo hasta Guayaquil para poder entrenar en el Polideportivo Los Samanes.

Me levantaba a las 05:30, comía el desayuno que me hacía mi mamá (María Lastenia), caminaba hasta la estación y cogía la FBI, de aháen la Terminal tomaba la 75 “A” o la 121 y luego la 63”, cuenta.

Eran dos horas de viaje de ida y de regreso, periplo que ya no debe hacer, pues gracias a su labor este año, el presidente de la comisión de fútbol eléctrica, Nassib Neme, le consiguió un departamento en Guayaquil.

Ni el ‘Pulpo’ ni Caicedo estarán

Emelec llega con dos bajas para su partido de hoy ante la Espoli. Los azules no podrán contar con el volante de corte José Luis Quiñónez, quien tiene una fisura fibrilar de tres centímetros en los gemelos de la pantorrilla derecha ni con el extremo izquierdo Marcos Caicedo, a quien se le realizó una artroscopia en su rodilla derecha, pues se rompió los meniscos.

Por su parte, Espoli recupera a Gustavo Cañete, quien cumplió su partido de suspensión por acumulación de tarjetas. Durante la semana el técnico policial, Carlos Calderón, probó en el reducto de Santo Domingo dos esquemas. Planteó un 4-3-3, pero después se inclinó por un 4-4-2. El DT solo hizo dos variantes. En cuanto a posición de jugadores dentro del campo se refiere, como defensa central usó a Cañete, pero también ensayó con Javier Quiñónez.

Entre tanto, en el medio campo colocó a Carlos Quillipangui de volante derecho, aunque también intentó con Christian Márquez por ese flanco. La dupla de ataque estará compuesta por Lenín De Jesús, quien ya lleva 5 goles en lo que va del torneo, y Cristian Penilla. (LCV)

Linsy Coello
lcoello@telegrafo.com.ec
Reportero – Guayaquil

Fernando Gaibor
Fernando Gaibor

Comentarios