Fotos cortesía de Xavier Romero.

Sencillamente espectacular la victoria emelecista la tarde de ayer en el Capwell. Cuando parecía que el empate con Liga a cero era un hecho, arribó el último minuto que se convirtió en una explosión de alegría para los “eléctricos”.

El golazo de Jaime Ayováse escuchó por todo el sur de Guayaquil. El goleador “eléctrico” se elevó de tal forma que conectó la bola, dejando sin reacción a Calderón, Guagua y al propio arquero Domínguez.

Emelec, que sigue en la punta, con este triunfo completó 40 puntos y se distanció con Liga a 4. Está cerca de ganar la primera etapa, además ya está clasificado a la Copa Sudamericana.

Por eso la hinchada “eléctrica” comenzó a corear al término del encuentro: “Emelec será campeón…Emelec será campeón…aunque llore Barcelona y la …” .

Los primeros 45 minutos del cotejo fueron un ir y venir del balón, los arqueros Elizaga y Domínguez pasaron vacaciones en sus respectivas porterías. Liga dominaba mejor las acciones que Emelec. Mientras que los “eléctricos” intentaban vulnerar la valla de su rival con pelotazos aéreos para el cabezazo de Jaime Caicedo y Marco Calderón. Por las puntas desequilibraban al argentino Biglieri. En definitiva, más cerca estuvieron los capitalinos para abrir el marcador.

El segundo tiempo comenzó con un Emelec buscando el ansiado gol, sin embargo la mejor oportunidad la tuvo a los 10 minutos por intermedio de un furibundo tirazo, de aproximadamente 22 metros, del volante David Quiroz. La bola pegó en el horizontal y fue salvado en parte por el portero Domínguez.

CABEZA MÁGICA

Cuando el juego terminaba y los hinchas “azules” estaban que se comían las uñas, llegó una jugada inesperada. Era la última posibilidad y debía originarse desde el tiro de esquina. Por la izquierda se paró Pedro Quiñónez, quien levantó un espectacular centro y con un furibundo cabezazo de Jaime Ayovávulneró la portería del buen arquero Domínguez. Era su séptimo gol en la temporada.

¡Golazo!…el Capwell se vino guardabajo. Fueron ensordecedores los cánticos de los “eléctricos”, quienes repletaron los graderíos. Los emelecistas se abrazaban los unos a los otros. Emelec liquidaba las aspiraciones de Liga a través de un hombre importante para los “azules” en los últimos juegos. Su nombre: Jaime Ayoví. El domingo se le viene otra final y será en Manta.

[slideshow id=193]

[nggallery id=193]

Comentarios