Emelec EcuadorEl equipo azul igualó 0-0 con Newell’s y se motiva para la revancha por la repesca de la Libertadores.

Emelec consiguió un buen resultado en Rosario, los azules le arrancaron un empate (0-0) a Newell’s en el primer partido de repechaje de la Copa Libertadores. Y si ganan 1-0 en el Capwell el 10 de febrero los eléctricos se meterían a la fase de grupos.

Apenas iniciado el encuentro, Newell’s se fue con todo sobre Emelec, haciéndolo retroceder a su campo pero sin causarle daño, pues los delanteros ‘rojiblancos’ no lograban embocarla.

Los ‘leprosos’ le apostaban a los centros pasados de sus volantes de corte, Lucas Bernardi y Diego Mateo, pues sus carrileros, Nahuel Roselli y Leonel Vangioni, no cumplían con la función de generar.

Los pases a profundidad salidos de los pies de los volantes de primera línea de la ‘Lepra’ encontraron por momentos desubicados a los defensores azules, que no alcanzaban a cubrir los espacios.

Él que sáfabricó más de una jugada de peligro fue el enganche Mauro Fornica, quien distribuía balones para los delanteros Joaquín Boghossian y Jorge Achucarro.

La más clara del mediapunta argentino fue el tiro libre desde el costado derecho que elevó para Rolando Schiavi (27’). El ex Boca quedó desmarcado e intentó meterla cerca del palo derecho de Marcelo Elizaga, pero su intento quedó solo en eso.

Sin embargo, con el pasar de los minutos Emelec le tomó el pulso al equipo de Roberto Sensini y comenzó a mejorar en la recuperación de balón, especialmente a través de un ex Newell’s, Pablo Pérez. El ‘Fantástico’ hasta se animó a probar de afuera, cuando moría el primer tiempo.

A los 44’, el rosarino corrió desde la mitad de la cancha y sacó un tiro de media distancia, que buscaba colarse cerca del palo izquierdo de la meta de Sebastián Peratta.

Segundos después, Elizaga le hizo -literalmente- comerse las uñas al técnico ‘millonario’ Jorge Sampaoli. El ‘Polaco’ dio un puñetazo en falso para despejar un balón que buscaba la humanidad del uruguayo Boghossian, pero la acción no pasí del susto, ya que luego el golero ‘millonario’ dio vuelta y pudo apoderarse de la pelota.

El arranque del segundo tiempo fue una repetición de los primeros 15’ de la etapa inicial, Roberto Sensini mandó todo arriba. En contraréplica Sampaoli envió a otro volante de contención al campo: José Luis Quiñónez.

Los minutos comenzaron a trascurrir y con eso aumentaba la desesperación de los ‘leprosos’, que se quedaron solo con un volante de corte: Mateo, pues todos atacaban.

Ese riesgo le pasí factura al equipo del ‘Boquita’ a los 84’, cuando un centro a profundidad de José Luis Quiñónez encontró bien ubicado a Joao Rojas. El ex Técnico Universitario ‘le dejó el polvo a Mateo’ y a otro defensa, mas Peratta salió bien en el achique y le sacó la mejor llegada que había tenido Emelec en el partido.

A los 85’ las torres del estadio Marcelo Bielsa demoraron en encenderse, lo que generó que el partido se paralizara 12 minutos.

En ese tiempo Sampaoli aprovechó para hacer su tercer cambio, sacó a un cansado Pérez, quien se fue a la banca entre pifias de los fanáticos ‘rojiblancos’. Antes Carlos Quiñónez había abandonado el campo por lesión. Silvano Estacio lo sustituyó por el carril derecho.

La para hizo que el partido bajara sus revoluciones y Emelec se pudiera ordenar. Sensini se paró al filo del área técnica y comenzó a gesticular, daba indicaciones, gritaba, se angustiaba…

A pocos metros, Sampaoli hacía lo propio, cuadernillo en mano, y apoyado por uno de sus asistentes técnicos, Sebastian Becaccece, quien nunca paró de dar órdenes al plantel ‘millonario’.

Así, el ‘Loco’ Sampaoli, ese que juega al estilo del ‘Loco’ mayor: Marcelo Bielsa, salió airoso del ‘Manicomio’, en su primer partido como director técnico de un equipo no argentino en su país, por Copa Libertadores.

[slideshow id=147]

[nggallery id=147]

Comentarios