Recorrer la historia del boxeo nos lleva a contar muchas leyendas, como por ejemplo, que este deporte ya existía en los juegos olímpicos de la antigua Grecia, o que en el siglo XVIII en Inglaterra se estableció como deporte nacional de ese país. En Ecuador, el combate con los puños tiene un ícono. Los nostálgicos pugilistas de antaño recuerdan un legendario apellido dentro de los cuadriláteros: Gamboa.

En las calles Pedro Moncayo y San Martín, justo atrás del estadio Capwell de Emelec (ahora en ampliación) se ubica el Gamboa Boxin Center, centro especializado en boxeo en el país, donde una persona puede desarrollar capacidades como: fuerza, velocidad, resistencia y flexibilidad, todo lo cual contribuye al desarrollo cardiovascular.

Es alládonde el ‘Profe’ Gamboa -como le dicen cariñosamente- se quita los lentes y observa a sus alumnos dentro del cuadrilátero. Ahí, dos personas con guantes de box de color rojo lanzan golpes al aire. Gamboa, en son de broma, dice: “Ellos son mis futuros herederos (púgiles profesionales)”.

Y así, con una mirada amigable empieza a contarnos sus inicios allá en 1962: “Los cuatro hermanos menores éramos los patitos del barrio. Todos nos molestaban”. Gamboa no olvida esos momentos que marcaron su infancia.

Fue eso lo que motivó al mayor de la familia, José Rosero, a inscribir a tres de ellos en clases de pugilismo, pues decía que no era posible que, siendo un boxeador profesional, con muchos títulos en su palmarés, a sus hermanos les “vieran la cara”, o mejor dicho: que los golpearan. Sin embargo, Raúl (con 11 años) tuvo que esperar su turno.

Convenció al entrenador Carlos Zavala de preparar a los Gamboa en el estadio Capwell, pero solo como defensa personal, no para competencia. Sin embargo, el destino fue otro; puesto que, luego de 5 meses de entrenar, al ver las buenas condiciones (en especial de Raúl), lo invitó a una competencia para probar sus cualidades físicas. El resultado fue lo esperado, ya que quedaron campeones.

Gamboa afirma entre risas: “El entrenador nos propuso nuevamente que fuéramos a otros torneos de box, esta vez a grupos de élite; es decir, a nivel interprovincial. Y mi hermano decía que era la última competencia”. Para él era un vicio sano que sacaba todo lo mejor de sí; además, admite que el estadio Capwell se convirtió en su hogar, ya que siempre entrenaba allí.

Es asáque, luego de la retirada del pugilismo de su hermano José: Napoleón, Luis, Lino y Raúl Gamboa, juntos, formaron el Clan Gamboa, que logró muchos éxitos en este deporte. Pero es Raúl, el más joven de ellos, quien hizo de este deporte su pasión, vida, entrega y logros por mucho tiempo.

Como boxeador, cuenta que perdió con uno de los mejores exponentes del país, Alberto Herrera, pero se tomó la revancha y logró vencerlo. “Además, dentro de mi carrera gané 41 de 43 peleas (récord nacional)”, indica el ‘Profe’.

Asegura que su mejor pelea fue en 1967, cuando en un torneo de exhibición se enfrentó a uno de los mejores púgiles: Ramiro Clay Bolaños. “Ramiro había sido campeón nacional cuatro años consecutivos, le pude ganar. Me sentácontento, pero a la vez me desmotivé cuando me dijeron que no había pasaje para ir al torneo en Canadá. Entonces decidáretirarme de las competiciones”.

Logros con Emelec
Emelec me lo ha dado todo, asegura el exdeportista, casado hace 42 años con Magdalena Valladares. Comenta que tiene 5 hijos: Raúl, Steve, Paola, Emily y Alyssa; todos son profesionales. Pero ironías de la vida, ninguno es boxeador profesional y, además, son hinchas de Barcelona.

Su gestión como directivo duró desde 1966 hasta 2003. En ese lapso obtuvo decenas de campeonatos y trofeos, aquello lo catapultó como uno de los entrenadores más exitosos del conjunto azul. Las cifras asálo revelan, logró 33 títulos consecutivos a nivel inferior, 41 títulos interbarriales y fue varias veces campeón nacional en interclubes.

Fue presidente de la Asociación de Boxeo del Guayas entre 1993-1994 y presidente de la Federación Nacional de Box, desde 1993 a 1997. Dirigente del Club Sport Emelec desde 1994 hasta 2000. “Cuando fui dirigente hice todo lo que no pude hacer como deportista”.

Formó y entrenó a los mejores exponentes internacionales de esta disciplina, como: Héctor ‘Pambelé’ Cortez, Rafael ‘Gallito de Oro’ Anchundia, Wellington Weathley, Ramiro ‘Clay’ Bolaños, Kléber ‘Gomina’ Viteri, Gonzalo ‘Maravilla’ Cruz, Otilio Villarreal, Mario Mina, Ramiro Quiñónez y otros que fueron representantes de Guayas y de Ecuador en varios torneos.

William Rodríguez, de 35 años, es alumno del ‘Profe’ Gamboa, él asegura que el boxeo es un deporte sano que requiere de mucha disciplina y compromiso. “Es un deporte que tiende a las lesiones, pero si haces las rutinas correctas no tendrás ningún inconveniente”.

Rodríguez habla de sus 3 años de lo que ha sido la experiencia de pertenecer a la ‘familia’ Gamboa: “Aparte del compañerismo, nos han enseñado a que tu adversario solamente lo es dentro del ring. Terminada la pelea todo vuelve a la normalidad. Son cosas que solo aprendes con los grandes maestros… y uno de ellos es Raúl Gamboa

Reportaje : Ricardo Flores M. Estudiante de Facso
para El Telegrafo

Comentarios