Juan José Correa está cumpliendo su sueño. Como la mayorí­a de la familia del Presidente de la República, este joven de 22 años y 1,86 m de estatura es emelecista de corazón. Durante su primera práctica formal de fútbol con Emelec, el joven causó una grata impresión. Es un volante que se mueve por las dos bandas, con buen remate.


Algo reservado, se muestra cauto al momento de dar declaraciones, al extremo de preguntar el nombre del medio con el que dialogará.

¿Cómo se produjo su llegada a Emelec?
Llegué al equipo gracias a la amistad que mi padre (Fabricio Correa, hermano del Presidente) tiene con Nassib Neme (presidente de la comisión de fútbol de Emelec).

¿Neme es su padrino?

No, simplemente es un buen amigo de la familia, pero eso no garantiza que vaya a formar parte del equipo. Me estoy probando. El profesor (Gabriel) Perrone me está observando y si me quedo en el equipo no será por “palanqueo”, sino por mis méritos.

¿Cómo es su relación con el grupo de jugadores?

Bastante buena, especialmente con aquellos que ya tienen más tiempo acá. Hace un par de años también entrené con el equipo.

¿Alguien le ha insinuado que llegó por “palanca”?

En un equipo siempre hay bromas, pero todas con respeto. (Carlos) Quiñónez y (José) Aguirre son los que más molestan con eso, pero yo les sigo el juego.

Háblenos de su trayectoria como jugador, ¿dónde se inició?

Carrera, se puede decir que no tengo. Apenas tuve la oportunidad de jugar en un club de cuarta división, prácticamente amateur, en Alemania, cuando estudié en ese paí­s.

¿Qué pasará si no recibe el visto bueno del entrenador?
Nada, seguiré mis estudios de ingenierí­a en Guayaquil. Quiero defender a Emelec dentro de la cancha, pero si no se puede, lo haré desde el lugar que me corresponda.

A pesar de su parentesco con el presidente Correa, Juan José transita libremente por la playa, siempre sujetándose a las disposiciones del técnico Gabriel Perrone. Apenas un patrullero de la Policí­a Nacional vigila de vez en cuando la Hosterí­a del Mar, reservada para los millonarios.

(MGD)

fuente : www.expreso.ec

Comentarios