Hincha azul ven este dia viernes, acompaña a Juarez a romper el record de maximo goleador en torneos nacionales, que actualmente comparte con Jesus Cardenas.

(El Telegrafo) “Tiemblen porque volví­” es la frase que se popularizó en el 2003 cuando Carlos Alberto Juárez, tras haber tenido un paso por el fútbol peruano, regresó al club de sus amores Emelec. Y en verdad hizo temblar a Barcelona, el rival acérrimo de los azules, puesto que a su retorno, el “Cuqui” le encajó dos goles a José Francisco Cevallos en el estadio Monumental, en un cotejo jugado por la liguilla final de aquella temporada.

Sin frase definida aún, pero de que habrá frase es seguro, Juárez ha retornado a su viejo y eterno amor, el bombillo, y con todas las energí­as encima, ya que en el retorno a casa quiere volver a ser aquel goleador que tantas glorias le dio al cuadro de la banda ploma.

Empeñoso como en 1996 cuando tuvo su primer entrenamiento en el ballet azul, el atacante argentino nacionalizado ecuatoriano espera cumplir una meta que está muy cerca para él, ser el máximo goleador del club. 120 goles son los que avalan la clase y efectividad del delantero, justo la misma cantidad que posee el ecuatoriano Jesús Cárdenas.

¿Carlos, se le viene otro reto que es el Emelec del 2007?

-Sí­, estoy contento de estar nuevamente acá, esperando que el mal tiempo que vivió Emelec quede atrás y que en esta segunda etapa todo se pueda re-vertir clasificando a la liguilla y por qué no buscar el campeonato.

En los entrenamientos se lo ve con todas la energí­as recargadas.

-Cuando uno es fogueado en el fútbol y ve que en su club la mayorí­a de jugadores son jóvenes, uno trata de inyectar a ese equipo toda la sapiencia y ganas, acá somos tres o cuatro mayores y eso es lo que tratamos de hacer.

No sólo para Barcelona sino para los otros equipos, ¿se repetirá la afamada frase “tiemblen porque volví­”?

-Sonrí­e y dice- Ese dicho ya pasí de moda, fue en un Clásico del Astillero, ahora estaré pensando otra para los partidos que se vengan y en especial para el Clásico, ya que son partidos ante el rival de toda la vida.

Se volverán a ver las caras en los Clásicos con Raúl Noriega, ¿cómo toma esto?

-Con él hubo una jugada accidental, pero de ahí­ nunca hubo problemas, ni antes ni durante ni después del partido, en la cancha nunca nos cruzamos malas palabras, Raúl es un profesional a carta cabal.

¿Considera a Emelec como su casa?

-Para mí­ sí­, siempre dije que querí­a regresar, ya que a mí­ me gustarí­a retirarme acá, no sé cuánto tiempo me quede, todo depende de las ganas de uno, pero la intención mí­a es retirarme acá porque es el club donde he vivido grandes momentos y casi toda la parte de mi carrera.

¿Qué sintió enfrentarse a Emelec por Copa Libertadores?

-Una sensación rara, pero cuando me enteré que iba a ir a la banca me dije “uf, un problema menos”. Imagí­nate jugar acá y con la gente en contra, fue una sensación rara y fea a la vez, pero uno vive de esto y tiene que defender a la camiseta del club que lo contrató, pero vos fí­jate que cuando la hinchada gritó: “que se paren los azules”, yo me paré desde el banco del Nacional, lo hice porque amo a este equipo, pero me tocó jugar en contra e incluso marcarle un gol.

¿Cómo se da su retorno al club de sus amores?

-Yo siempre lo dije, siempre quise regresar, pero no sé qué tipo de problemas eran los que imposibilitaban mi venida. Ahora la dirigencia se acercó y acá estoy.

El “Cuqui” con Graziani, con Kaviedes, con Otilino y con Kenig, ahora hace dupla con Wilson Segura, ¿se dará otra vez la explosión de goles?

-Ojala que sepa aprovechar los partidos y que todo se me dé para que el equipo ande bien con la ayuda de todos.

Tambien lee :

Concurso de wallpapers para los hinchas de Emelec

ARTE AZUL : pon tu dibujo para la hinchada

 

Comentarios