( por : Hans Behr Lopez )

Estamos al filo del abismo, en el siguiente punto que cedamos significará un paso adelante. Todaví­a existen opciones matemáticas pero es muy difí­cil desde el punto de vista futbolí­stico, hay que ganar 5 partidos y esperar que los otros pierdan por lo menos uno. Como hincha hay que mantener las esperanzas hasta el último, esperar a que ocurra un milagro que nos clasifique a la liguilla final.
Ahora estamos en esta situación por una mala gestión de la comisión de fútbol. Se equivocaron en varios jugadores y sobretodo en el entrenador. Todos han fallado pero los dirigentes fueron los que trajeron a los jugadores y a los DT.

El primer nombre que sonó como DT era el Polilla Da Silva que no vino por que estaba Duffer Alman y el querí­a a su preparador fí­sico. Hay que ver si esto era totalmente cierto o no.

Después comenzó a sonar Juan Urquiza como DT y a la mayorí­a no le agradó la idea, y de todas formas fue contratado por la dirigencia. Ellos tení­an que tener en cuenta que por ser un DT sin una gran trayectoria la hinchada iba a reclamar más por las fallas del equipo y echarle la culpa al DT. Los dirigentes lo despidieron después de perder 3-0 contra El Nacional en Quito, aunque el equipo estaba sin algunos titulares y sin Elizaga.

Los malos resultados de Urquiza fueron 2 empates en Guayaquil en partidos que Emelec merecí­a un poco más la victoria y que se vio perjudicado por fallas del árbitro, y dos goleadas de visita donde taparon los arqueros suplentes.

A pesar de eso Emelec estaba 5to en la tabla de posiciones y a un par de puntos del que iba 2do.

Los dirigentes le tuvieron que haber dado el respaldo a Urquiza, las cosas no estaban mal y aún habí­a oportunidades claras.

Después se cometió un gran error: la contratación de Aní­bal “el Maño” Ruiz. Un DT más defensivo que Urquiza que vení­a de realizar malas campañas en sus últimos equipos. Sonaron otros nombres como el de Motta, un DT pedido por la afición pero no lo contrataron.

Emelec nunca hizo un partido aceptable bajo la dirección del Maño Ruiz y después de empatar 3 partidos en casa el DT tuvo el respaldo de los dirigentes cuando se veí­a que el equipo no jugaba a nada. La llegada de los refuerzos pedidos por el entrenador no cambió la situación y fue despedido cuando ya era tarde.

En resumen creo que despidieron al que tení­an que respaldar y respaldaron al que tení­an que despedir.
Ahora lo ideal serí­a que estén buscando un DT, alguien que aparte de proponer un juego ofensivo con la pelota a ras de piso sea un motivador.

Con los jugadores también se cometieron muchos errores, la mayorí­a de las nuevas contrataciones no han rendido. La hinchada pedí­a a Juárez y trajeron a Vega, Ludueña y Zambrano porque se iban a adaptar al juego rápido que querí­an los dirigentes. Ahora llegó 6 meses tarde, en mal estado fí­sico y ha estado en los 2 últimos triunfos.

De 8 extranjeros hasta ahora solo uno cumple (Ruiz Dí­az), y el aporte de los jugadores nacionales nuevos ha sido poco (algo Triviño y Paredes). Los que más aportan son los jugadores nacionalizados (Juárez, Espí­nola).

Pero como juegan 11 hay un margen de error, pero no es lo mismo con el técnico. En eso no puede haber errores. Ahora hay que buscar a la persona para empezar un nuevo proceso, preferible es alguien que conozca el medio y que sea probado. Lo mismo para contratar nuevos jugadores.

Por el momento toca seguir aferrados a la posibilidad de liguilla, apoyar a Emelec hasta el último. Pero los dirigentes ya deberí­an estar hablando con jugadores de otros equipos que no jugarán liguilla y analizar cual es el DT que necesita Emelec.

Comentarios