( por : Héctor Jalón Lynch )

QUINTANA Y LA HORA AZUL

El pasado sábado 3 de noviembre, los verdaderos emelecistas nos asombramos al ver el programa de La Hora Azul, perdón, ahora es, el programa de la hora de Quintana, ya que estábamos acostumbrados a ver las novedades y noticias de nuestro club, el EMELEC, todos los sábados.

Ya extrañábamos a Noemí­ y no sabí­amos porqué, personalmente pensé que era por cuestiones de trabajo que le impedí­a seguir en el programa, pero no, la verdad ha sido otra, el “caballero del deporte”, como le dicen, y no se porqué, LE FALTO AL RESPETO a Noemí­, A UNA DAMA, A UNA MADRE, emelecista y muy querida por todos; esta falta de respeto, la obligó a dejar el programa; el motivo, aparentemente, por no seguir las órdenes del “caballero del deporte” con respecto al programa La Hora Azul.

Parece que todo fue premeditado para apoderarse de este gran programa, para poder satisfacer su egolatrí­a, logró deshacerse de Noemí­, le faltaba Gonzalo Vargas, por lo que comenzó a intentar manipular el programa, enviándole cartas a Gonzalo diciéndole lo que tení­a que hacer, como por ejemplo: prohibirle que ponga canciones en inglés (solo la preferida de él, la de rocky) y en especial, prohibirle que ponga canciones DE LA BOCA DEL POZO, seguido de llamadas hasta altas horas de la noche, comenzando desde las 6 de la mañana, quiso ser el productor del programa, etc.

Pero el colmo de todo, es que querí­a prohibir que í­dolos como el Ñato Garcí­a aparezcan en el programa con la excusa de que no han hecho nada por el club.

Para aclarar un poco las cosas, el programa La Hora Azul, es una MARCA REGISTRADA por Gonzalo Vargas, quien hizo un contrato con el Club Sport EMELEC, ya que el espacio de televisión es del club, por lo que EMELEC no puede usar el nombre del programa sin la autorización de Gonzalo, ni Gonzalo puede hacer el programa sin la autorización del Club; a EMELEC no le generó gastos, mas bien ingresos, ya que el programa estaba financiado por auspiciantes, y una parte de estos ingresos los recibí­a EMELEC, además tení­an cupos para vender publicidad que los directivos del club nunca los usaron. Cosa que en estos momentos no sucede, ya que “la hora de Quintana” no tiene auspiciantes y por ende le genera gastos a EMELEC.

Gonzalo, al ver la intromisión del “caballero del deporte” Omar Quintana al tratar de producir el programa, además de lo que le hizo a su compañera de trabajo Noemí­, decidió dar un paso al costado para no perjudicar al club, ya que la meta del programa es el engrandecer el nombre de EMELEC, fomentar el emelecismo, y no la egolatrí­a de un dirigente.

Ahora, La Hora Azul, es un espacio para promover la candidatura y egocentrismo de Omar Quintana, todos los gastos a cuenta del Club; y después dicen que no hay continuismo.

Esta es la verdad, como dice Gonzalo en SU programa, DUELA A QUIEN LE DUELA.

Gonzalo y Noemí­, los emelecistas los apoyamos, y haremos que el programa regrese al verdadero dueño y a los hinchas de EMELEC.

Atentamente,

Héctor Jalón Lynch
Socio del C.S. EMELEC # 2.449

Comentarios

ARTÍCULOS SIMILARES