ley de Herodes
ley de Herodes

Por: Diplomático Azul

La Ley de Herodes: o la cumples o te jodes”. Al parecer es la ley que el profesor Sampaoli intenta aplicar al equipo. Esta se caracteriza por la terquedad de sus decisiones. Asimismo, no sorprende ver a un Sampaoli siempre molesto, estresado, esquivo a la prensa y hermético en todo sentido. La actitud de Sampaoli no es para menos, sabe que su accionar no está generando los resultados que el equipo necesita. No comprendemos entonces su tozudez, pues es de sabios rectificar para continuar haciendo camino para llegar a un objetivo concreto. El sin embargo, prefiere morir en su ley.

El sistema táctico de nuestro equipo es un mito, pues hasta ahora se define. Línea de 3 por un lado, con un defensa central solvente como Fleitas y con dos acompañantes que, definitivamente, no se acoplan a jugar de esa manera; 6 mediocampistas, uno de contención; dos aleros con los que se pretende cubrir las falencias de la última línea y que tienen la obligación de abastecer al volante de creación y a los dos extremos, supuestamente delanteros pero que tienen que volver al mediocampo a marcar y a obtener el balón; y, un delantero en punta. Por otro lado línea de 4 improvisada con 4 defensas centrales, más dos volantes de contención, un volante de ataque para abastecer a tres delanteros, de los cuales dos son más mediocampistas que delanteros porque deben bajar a buscar el balón, dejando abandonado al delantero en punta.

En cuanto al primer esquema, las falencias en defensa son notorias. Primero porque no tiene jugadores de oficio para esos puestos. Segundo porque juega con un solo volante de contención y los dos aleros que podrían marcar y proyectar al equipo (Quiñónez y Jiménez) están lesionados, sin tener quién los supla a cabalidad. Tercero porque Quiroz no es un armador, es más un volante mixto. Cuarto porque los extremos (Rojas y Biglieri) deben retroceder a buscar el balón para hilvanar jugadas de ataque y está probado que no aguantan los 90 minutos al 100%. Finalmente, los delanteros no son eficaces. Tanto Peirone como Ayováson intermitentes. El esquema los obliga a jugar muy afuera del área, cuando si uno tiene un solo atacante lo ideal es que juegue metido en el área.

El segundo esquema tampoco es perfecto, pues solo tenemos un marcapunta, actualmente lesionado, y debemos improvisar con centrales que, además de ser lentos no tienen oficio para ese tipo de juego. Este planteamiento lo que da es un poco de seguridad en el mediocampo para quitar más el balón. Sin embargo, al hacer el balance, en lugar de un 4-4-3, el equipo termina con un 4-5-1, sin fuerza en el ataque y con los delanteros rendidos por el esfuerzo. Lo que se debe decir es que con este esquema, el cual fue utilizado durante el clásico, es que el equipo atacó más que en otras ocasiones. Rojas, Biglieri y Caicedo fueron un constante peligro. El resultado dejó todo claro, 3 goles que pudieron ser más si no se iba expulsado Peirone.

La diferencia entre uno y otro sistema radica en el tipo de jugadores que se necesitan para parar el planteamiento táctico. Coincidiremos en que con la plantilla que tiene Emelec es más fácil parar una línea de 4 que una línea de 3. Pero vamos más allá; si se gana un partido tan importante con una línea de 4, si se ve que el equipo funciona, si se ve que las variantes resultan, ¿por qué cambiar el sistema en menos de una semana? No sabemos si con la línea de 4 hubiésemos derrotado a cerro, pero tenemos la certeza de que con ese esquema al equipo se lo vio mejor. Sólo Sampaoli tiene la respuesta. Es cierto que la línea de 3 puede dar al equipo un jugador más en ataque, pero si ese fuera el caso, ¿qué necesidad hubo de jugarle a Cerro al centro cuando no tenemos un centrodelantero efectivo en el cabezazo o con una corpulencia suficiente para no perderse entre los rivales? Insisto, lanzar centros a diestra y siniestra no es decisión de los jugadores sino del técnico.

Por otro lado, hay errores imperdonables que a la larga terminan por sacrificar a un jugador. ¿Cómo creen que Enner Valencia terminó al salir en el partido contra Cerro? Creo que no podemos culpar al muchacho que, con la mejor voluntad, cumplió la Ley de Herodes, pero que demostró que un volante de ataque no puede marcar de la manera que Sampaoli busca asácomo el error de no haber contratado un remplazo para Aguirre, pues Jiménez es volante y no defensor. El muchacho terminó desmoralizado y eso es algo que el técnico debe evitar. Asimismo, ¿se imaginaron a Rojas prácticamente de marcapunta? El mejor hombre en ataque, por la ley de Herodes, condenado a marcar, algo para lo que no tiene oficio. El resultado: una falta que le costó una amarilla y un tiro libre que se convirtió en gol. Hablando de tiros libres, algo que hay que rescatar de Sampaoli es la capacidad de generar jugadas de laboratorio, pero éstas, bajo ningún concepto, remplazan a lo que el equipo debe generar en ataque.

Para terminar, de acuerdo a la filosofía de la Ley de Herodes, el esquema se lo plantea de acuerdo a lo que plantee el rival, cuando nuestro equipo debería ser el que tome la iniciativa para sorprender al rival y dejarlo desconcertado. Plantear la estrategia de acuerdo a la del rival denota una actitud defensiva y cauta. Plantear una estrategia que preocupe al rival debería ser la consigna de nuestro técnico. Para aquello deberá dejar de ser terco y comenzar a darse cuenta de que sus experimentos debieron hace rato empezar a dar resultados y si asáno ha sucedido, reconocer los errores y hacer los cambios correspondientes; sino el jodido será el.

Comentarios