La derrota que el Manta FC sufrió en casa ante Macará deja un poco perplejo al plantel que empezó las labores de cara al compromiso que sostendrá ante el Club Sport Emelec el fin de semana. La directiva ha tomado con calma esta derrota que no estaba en los planes de nadie, sin embargo, se dio porque se cometieron muchos errores sobre todo en los cambios, sentenció un alto directivo.

El equipo empezó jugando un buen fútbol de toque y profundidad, pero en el segundo perí­odo las cosas cambiaron ya que no se ajustó el medio sector y de allí­ salieron las anotaciones de los visitantes que derivaron en el triunfo.

Ahora elenco celeste y blanco se prepara para visitar a los “millonarios”, a quienes quieren aguarle la fiesta en su propio estadio. El técnico Carlos Pico dijo que será un partido normal como los demás, pero que tomarán todos los correctivos necesarios para no ceder espacios al rival y salir al contragolpe pues tiene jugadores con qué hacerlo. Emelec se caracteriza por su juego rápido sobre todo por las bandas y es allí­ que deben multiplicarse los volantes y defensas mantenses para cerrar el paso a los “azules”.

Jesús Alcí­var salió golpeado en el cotejo del domingo y está en proceso de recuperación y según el cuerpo médico está en duda su participación al igual que Pedro Gámez.

El elenco entrenó ayer a doble jornada por la mañana y tarde, con lo cual esperan llegar en mejores condiciones al cotejo del domingo.

Los mantenses tienen la obligación de obtener un resultado positivo para que las cosas cambien en la institución que tuvo una leve recuperación, pero que nuevamente cayó desde lo alto.

Entre hoy y mañana el técnico Carlos Pico definirá el once que saltará al estadio George Capwel.

Comentarios