emelec emelecista emelexistaMontero regresó a sus orígenes
Dijo que quisiera jugar el Clásico porque nunca pudo anotar en esta clase de partidos.

El jugador más caro que asistirá al Clásico del Astillero (sábado 19:00) no se calzará unos pupos para pisar el gramado del Monumental, tampoco aguardará su turno en la banca para ingresar al campo; se ubicará en la tribuna, pero eso sí, hinchará por el equipo que lo lanzó a la “fama”: Emelec.

Jefferson Montero, quien está tasado por el Villarreal en 15 millones de dólares, vivirá su quinto partido contra Barcelona, pero lo hará como espectador.

En el 2007 jugué 4 clásicos, pero nunca pude marcar, el sábado estaré aháalentando al equipo. Espero que Emelec gane y pueda afianzarse en la punta”, dijo el extremo derecho del Villarreal.

Jefferson no olvida ninguno de los duelos del Astillero que disputó enfundado en la divisa azul y plomo. “El primero lo jugué en el Capwell y empatamos a cero con Barcelona, pero el último lo ganamos 1-0 en el Monumental con gol de (Jorge) Ladines”.

Al preguntársele: qué siente ahora al vivir el Clásico de lejos, ríe y confiesa que se “muere” por saltar al gramado entre los 11 de Sampaoli. “Al ver esta clase de partidos a veces quisiera estar jugando en Emelec nuevamente, pero ahora estoy enfocado en mi futuro. Lo que siempre he deseado es actuar en Europa y espero quedarme muchos años más allá”.

Ayer el babahoyense de 20 años visitó a los “amigos” que dejó en el ‘Ballet’ y a otros que conoció en las inferiores de la ‘Tricolor’. “Acá hice amigos para siempre, para toda la vida, ellos nunca serán mis ex amigos o este será mi ex equipo. A ellos siempre los visito cuando estoy en Ecuador y a Emelec lo sigo por Internet”.

Con los que más contacto mantiene mediante Facebook son Jefferson Pinto y Deison Méndez. “Es bueno para un ser humano nunca olvidarse de los compañeros ni de la gente que le enseñó tanto”, contó el ex Dorados. Es más, hasta se animó a dar un resultado para el Clásico. “Ganamos 2-0”, comentó incluyéndose aún como jugador del ‘Ballet’.

Montero arribó a Los Samanes en un flamante Tucson IX azul eléctrico, observó la práctica desde la tribuna y luego dialogó con los ‘millonarios’ cerca de la pileta del complejo.

Rojas, Estacio, Caicedo y Pinto le tiraron algo de agua y todos rieron por un rato, después Montero se puso unas gafas tipo aviador y habló con la prensa sobre el ascenso al equipo “A” del Villarreal.

La verdad es que conseguálo que desee en corto plazo, en solo 8 meses pude subir, el 12 de julio debo de estar de regreso en España, porque el equipo empieza una gira por varios países, el primero es Suiza”. Comparte que sáexistió interés por él de parte de el Real Madrid y del Manchester United, pero que decidió quedarse en el ‘Submarino Amarillo’ esta temporada. “Tengo cuatro años más de contrato con el Villarreal y alláme siento muy bien”.

Montero llegó a Guayaquil el último domingo y lo primero que hizo fue ir a su natal Babahoyo, en Los Ríos, donde fue recibido como un ‘ídolo’.

Cuando los niños de Babahoyo se acercan y me dicen que quieren ser como yo, me acuerdo de que eso era lo que yo les decía a los jugadores que admiraba de peladito, entonces me entra un sentido de responsabilidad, pues sé que soy un ejemplo”.

Mas, antes de caminar por las calles de su Babahoyo natal, revela que no aguantó la tentación de deleitarse con los patacones con queso que hace su madre. “Primero lo primero, comer la comida de la casita, ja, ja, ja”.
Linsy Coello
lcoello@telegrafo.com.ec

Comentarios