La selección de Ecuador está decidida a jugar ‘a matar o morir‘ el jueves ante el anfitrión Estados Unidos en los cuartos de final de la Copa América Centenario en el estadio CenturyLink de Seattle.

No hay rivales pequeños, ahora hay que jugar a matar o morir y eso es lo que hay que intentar“, anticipó el defensa Gabriel Achilier. “Hemos dado un paso muy importante para la historia de nuestro país.

Nos enfrentamos ante el anfitrión, es un reto mucho más grande y hay que afrontarlo con mucha más responsabilidad y sobre todo con mucha concentración, sabiendo que no hay que conformarse y que podemos llegar muy lejos”, agregó. Achilier, del Emelec, no jugó ante Haitápor estar suspendido tras recibir dos tarjetas amarillas, pero no recuperaría su puesto ante el buen rendimiento que mostró en su lugar Frickson Erazo.

Mientras, Arturo Mina, advirtió: “No hay tiempo para celebrar“, luego de la clasificación de Ecuador a cuartos de final de una Copa América por primera vez en 19 años. “Va a ser un partido difícil contra el anfitrión, seguro va a estar el estadio lleno, pero esperemos que por ahápodamos brindar un buen espectáculo y el que mejor haga las cosas va a ganar“. “Ellos llevan todas las de ganar, pero el que mejor haga las cosas se va a quedar con el triunfo”, señaló el jugador de Independiente del Valle.

Ambos jugadores subrayaron que será un partido “muy disputado. De principio a fin será un partido intenso, trabado, no habrá que descuidarse y estar lo más preparado posible“, alertó Achilier. Ecuador entrenó de forma intensa en las instalaciones del estadio Husky de la Universidad de Washington, el estado en el que se ubica Seattle en el extremo noroeste de Estados Unidos.

Vía : Marca

Comentarios