Se le cayó Raponi

El técnico ‘millonario’ dice que era una gran opción. Emelec viajó a la playa.

Gabriel Perrone, técnico de Emelec, pidió prudencia a la prensa, a la que responsabilizó, en parte, de la caí­da de la vinculación de Raponi.

El estratega eléctrico Gabriel Perrone fue el último en abandonar el gramado de la cancha número 7 de la Ciudad Deportiva, donde ayer entrenó la plantilla azul, pero su demora fue solo el preámbulo para lo que el ex Deportivo Cuenca realmente tení­a que decir.

El ideal del adiestrador “gaucho” era retornar a los entrenamientos con plantilla completa, pero la caí­da de la transacción para vincular al volante ofensivo Juan Pablo Raponi trastocó sus planes y ayer evidenció su malestar.

El 5 de enero era la fecha tope que se habí­a puesto para contar con los 4 extranjeros, ¿qué pasí?
Yo tení­a todo resuelto hasta que alguien de acá de prensa emitió un comunicado que todaví­a no era el correcto y se nos cayó la posibilidad.

Pero los nombres los dan los directivos…
Por eso, lamentablemente las cosas a veces funcionan como a uno no le gusta, por eso cuando uno le pide tranquilidad y paciencia a la prensa no es porque uno quiera ocultarle algo, sino porque realmente el mundo del fútbol se mueve de una forma distinta. Acá hay que manejarse con un poco más de ética, un poco más en silencio.

Entonces definitivamente lo del argentino Raponi se cayó…
Sí­, ya no viene. Este es un ejemplo del que hay que aprender. La no contratación de ese jugador nos duele y afecta a todos, a nosotros particularmente, a ustedes los periodistas y a la hinchada de Emelec, porque considero que el que iba a llegar era un excelente elemento que al club le hubiera venido muy bien y al fútbol ecuatoriano también. Pero ya está, no estamos desesperados, sino está él habrá otro.

“Yo tení­a todo resuelto hasta que alguien de la prensa emitió un comunicado que no era el correcto y todo se cayó”
Pero se manejan otros nombres, ¿qué hay de cierto del fichaje de Federico Poggi, quien juega en Francia?
No, no, no, no conozco a Poggi. Claro que siempre hay alternativas, pero yo querí­a la mejor y esa -la de Juan Pablo Raponi- era la mejor.

En otro tema, ¿en qué consistirá el trabajo que se hará en la playa?
La base del equipo se irá formando en dos o tres meses, no en estos ocho dí­as, hay que estar claros en eso. En la playa vamos hacer un trabajo normal, como el que estamos haciendo acá. Pero es bueno cambiar de ambiente y encerrarnos ocho dí­as para estar tranquilos nos viene bien.

¿Está conforme hasta el momento con el equipo que se está formando?
Sí­, sí­, sí­, a algunos los vi recién hoy (ayer) por primera vez porque ayer (el lunes) se les realizaron los estudios (médicos) respectivos. Son buenos jugadores, están acá porque se lo han ganado, nadie les regaló nada, son elementos que yo considero que pueden darle mucho al equipo.

¿No le hubiese gustado contar con más tiempo de preparación antes del arranque del campeonato?
Nos hubiera gustado contar con dos semanas más, imagí­nese que ya el 14 de enero tenemos el primer partido (la Noche Azul) y solo contamos con ocho dí­as hasta eso, entonces es muy difí­cil, por eso hubiera sido mejor empezar el campeonato a mediados de febrero o poder tener estos partidos (amistosos) a fines de enero.

Su prioridad entonces es el torneo y no tanto los amistosos
La verdad es que si nosotros pensamos ahora solo en el primer partido del 14, seguramente en mayo el equipo se nos cae a pedazos, entonces tenemos que ser cautelosos en esos encuentros. Si en esos amistosos no están para jugar las figuras más importantes, entonces lo harán otros, para mí­ el objetivo es el campeonato.

Entre los amistosos se conoció que estarí­a previsto asistir a la Noche Colorada, el 23 de enero
Algo así­ me contaron. Yo no tengo problema con nadie, yo me fui porque no me quisieron retener y me siento muy agradecido con el club. Es más le deseo lo mejor en la Libertadores, porque fui parte del proceso y me siento plenamente identificado con todo lo que ha logrado, además esa base la dejamos nosotros. Yo guardo un gran recuerdo del Cuenca.

Linsy Coello
lcoello@telegrafo.com.ec

Comentarios