( Por: Diplomático Azul )

Terminó el show, se acabaron las especulaciones. Los hinchas sabemos ahora, a ciencia cierta, la capacidad real y el potencial que tiene nuestro equipo y por ende lo que podemos esperar de el.

La humillación de hoy deja en evidencia muchos errores, del técnico, de los jugadores, de los árbitros, etc. Lo más triste, sin embargo, es el grave error que la dirigencia ha cometido: La dirigencia no tiene un plan, por mucho que digan lo contrario. La falta de un plan es como tratar de construir un rascacielos en terreno blando, imposible, pues al existir fallas, se tratará de enderezar la construcción. Eso es lo que la dirigencia viene haciendo desde que tomó el equipo, tapando huecos, cubriendo baches, resanando caliches. Esto no es lo que nuestro equipo merece.

Se los escogió para concretar un cambio de rumbo en la institución, para dejar atrás la nefasta administración de Arosemena y luego de Hidalgo, pero, a pesar de que muchos tienen experiencia, el trabajo les ha quedado grande. La hinchada se siente engañada, pues ve que no se cumplen aquellas promesas de ser un equipo veloz y contundente, de tener una plantilla competitiva, de situar al equipo en lugares estelares y otras. Hasta ahora todo lo ofrecido no han resultado otra cosa que las mismas patrañas que ofrecen los polí­ticos demagogos para ser elegidos. Esas prácticas burdas no deberí­an verse en el ámbito deportivo.

Ahora ha llegado el tiempo para que la dirigencia busque su chivo expiatorio. Será el técnico? Serán los jugadores? Al primero lo acusarán de plantear mal al equipo, pero creo que se bate con lo que tiene. A los otros los acusan de una falta de actitud, de una falta de profesionalismo, de una falta de motivación. Permí­tanme sin embargo, recordarles que USTEDES CONTRATAN AL TECNICO Y A LOS JUGADORES Y AHORA ESTAN COSECHANDO LO QUE SEMBRARON. Si contratan técnicos mediocres, tendrán resultados mediocres. Si contratan a jugadores de medio nivel, tendrán un nivel medio. Las cosas son así­ de sencillas.

Fueron incapaces de prever que este tipo de equipo necesita estar preparado para cualquier eventualidad, pero Ustedes no han estado a la altura. Se lesiona el arquero y no tienen con quien remplazarlo; se lesionan los delanteros y no tienen con quien jugar; se lesiona el lateral derecho y no hay quien cuide ese puesto como debe. Desde el inicio no se preocuparon por corregir las falencias del año pasado; los centrales, los volantes de corte y de creación y un buen centro delantero.

Su supuesto “plan” ha probado ser una completa falacia, sin base, pies ni cabeza. Ahora tomen responsabilidad por su incapacidad para cumplir con lo que ofrecieron en su campaña. Han irrespetado y jugado con los sentimientos de esta hinchada que CADA DOMINGO HACE ESFUERZOS PARA SEGUIR AL EQUIPO.

Amigos hinchas, qué clase de equipo estamos siguiendo? Seguimos la pasión de años, el sentimiento que nos une a esta institución. No permitamos que estos señores jueguen con el ví­nculo que tenemos con nuestra gloriosa institución. Exijamos cambios rápidos, pues no podemos esperar más goleadas ni mediocridades. La dirigencia no aceptará sus errores y menos los corregirá a menos que nosotros, determinantes en la historia, desempeño y economí­a del equipo, lo exijamos firmemente.

Comentarios

ARTÍCULOS SIMILARES