( autor: Diplomático Azul )

En primer lugar quiero enviar un afectuoso saludo a los hermanos emelexistas que visitan esta página. Comenzamos este año con un equipo renovado y con nuestras esperanzas rejuvenecidas de obtener el tí­tulo nacional y de dejar atrás dos años sin clasificar a las instancias finales del torneo.

En las dos presentaciones que ha tenido el equipo, han existido factores adversos que no han permitido que se luzca realmente el potencial de los jugadores que conforman el equipo titular. La pretemporada hace que la dureza de los músculos sea notoria, algo que deberá atenuarse con el pasar de los partidos. El clima ha dejado nuestra cancha hecha un desastre. Como se vio la noche de la Explosión Azul, resultaba casi imposible mostrar un juego de toque y velocidad.

El desempeño del equipo titular sin embargo, todaví­a tiene que terminar de pulirse, de cuajar. La banca que tenemos dejó una grata impresión la noche de la Explosión Azul. Para ser honesto me gustó más el trabajo de los “suplentes” que el de los titulares, pero ellos no tuvieron la lluvia en su contra. Lo mismo sucedió en el partido de hoy, con la salvedad de que no se cambió la gran mayorí­a del equipo. Los que hicieron el partido fueron Mena y Rodrí­guez.

La lí­nea defensiva, si bien no termina de acoplarse, se ve más sólida que el desastre del año anterior. Hoy sin embargo, se notó que aún no hay la coordinación necesaria. El ejemplo más claro fue el gol que nos convirtieron. Un cabezazo prácticamente desde el borde del área en el que los defensores no saltaron y luego del que no tuvieron reacción para el rebote. Bien por el Mellizo, que sigue tratando de ganar la raya, pero debe coordinar mejor con Wila. No puedo decir lo mismo de Aguirre, quien, al igual que el año pasado, subió muy poco, y no combinó con Ramos. Me gustarí­a ver a Nazareno, pues él me dejó una mejor impresión en el primer partido.

El medio campo, aunque en mucho menor grado que el año pasado, sigue cometiendo errores en los pases. Los errores en este caso no son crasos, sino recuperables, por lo que el técnico tendrá que trabajar en las correcciones correspondientes. Para mi gusto, Quiroz deberí­a jugar más adelante y debe subir su nivel. Se nota una mejorí­a en la marca en la media cancha con Bran, pero él debe comprender que el instrumento del fútbol es el balón y no las piernas del rival. Hoy conté una buena cantidad de faltas innecesarias. Al marcar primero va la patada al rival y luego el balón. Esto es peligroso y nos puede costar más tiros libres para el rival. De Fabio Ramos no digo nada porque eso es exactamente lo que hizo: nada. No se si es falta de fí­sico, pero en el partido anterior tampoco se lo vio. No combina, no abastece, no acarrea. Mucho mejor Bryan Rodrí­guez, otro que causó una excelente impresión desde el partido anterior. No cabe duda de que el puesto del juvenil para el campeonato tiene nombre y apellido; le falta soltar el balón más rápido. Wila con muchas ganas, potencia, marca e inteligencia. Le falta distinguir que cuando hay gente desmarcada en las bandas hay que jugar por las bandas y no tratar de hacer la individual por el centro poblado de defensas. Mena hizo por la izquierda lo que Aguirre no hizo el resto del partido, el centro para el gol. Muy movedizo, excelente alternativa. Rivera empieza el año con más estado fí­sico que los años anteriores. Le pone muchas ganas, algo a lo que nos tiene acostumbrados. En la media sin embargo, sigue faltando la creación y el abastecimiento que necesitan los delanteros. Por ahí­ debe venir el cuarto extranjero. Me quedé con las ganas de ver a Germán Castillo en esa media.

La delantera no puede hacer mucho si no es abastecida. Torales le puso ganas, regateó el balón, marca la salida de los contrarios, pero no es su función bajar hasta la media cancha para conseguir el balón. Eso lo desgasta y lo saca de la posición donde debe estar, pero quienes deben corregir son los volantes. Mendoza no mostró mucho, sólo que sabe bajar bien el balón. Intentó un par de tiros con mala fortuna, pero a diferencia de Torales no marca la salida ni regatea el balón ante la defensa contraria. Tampoco arrastra marca para dejar a sus compañeros en mejor posición. Solo se podrá hacer un análisis a conciencia cuando estos jugadores tengan oportunidades y eso solo se logrará con un abastecimiento adecuado. Como interrogante; ¿son Torales y Mendoza lo suficientemente altos o con buena capacidad de elevación para insistir tanto en los centros, o es mejor que los laterales ganen la banda y busquen el pase de la muerte?

Recordemos que el año pasado ganamos los partidos de la pretemporada, lo que nos llevó a creer que el equipo estaba para grandes cosas y a muchos nos cegó de la realidad de las limitaciones de la plantilla. Este año no hemos comenzado ganando, pero aquello debe ser utilizado a nuestro favor para corregir, porque ahora es cuando se lo debe hacer, los errores individuales y de conjunto. Más aún, siendo crudos, hoy, en los noventa minutos no pudimos ganarle el partido a un rival que jugó con 9 hombres por un lapso considerable. Me gustarí­a ver el desempeño de Elizaga, Quiñónez, Fleitas, Mina, Nazareno, Rivera, Bran, Rodrí­guez, Quiroz, Torales y Mendoza, arrancando como titulares.

La planificación comenzó antes que la de otros equipos. Se ha hecho una inversión importante y se ha optado por una renovación. Se ha apostado por nuevos elementos, muchos de los cuales pasan de los 30 años de edad, lo que pone en riesgo la continuidad del desempeño de la escuadra. Por eso, el aporte de los refuerzos de experiencia debe ser complementado por un trabajo en las divisiones inferiores que permita, con más frecuencia, el surgimiento de jóvenes valores como Rodrí­guez.

El cuerpo técnico aún está a tiempo de corregir los errores. Es justamente para aquello que sirven los partidos de la pretemporada. Coincido en que en cuanto a estructura y plantilla, estamos muchí­simo mejor que el año pasado. Para obtener resultados sin embargo, resulta esencial pulir el producto que se ha adquirido, de manera que se acople a las necesidades del sistema táctico para conseguir un equipo ganador.

Felicitaciones nuevamente a la hinchada, que vistió de gala el Capwell en estos dos partidos. Mantengamos viva la esperanza de que este año será azul.

Abrazos.
xavierjose

http://i41.tinypic.com/1zdnbm1.jpg

Comentarios