No se puede mostrar la imagen Gustavo Ruiz Dí­az, volante argentino de Emelec, jugará contra El Nacional, en Quito.

Una sobrecarga fí­sica, originada por un plan de entrenamientos que siguió al llegar a Ecuador, retrasí el estreno del argentino Gustavo Ruiz Dí­az, volante de Emelec que mañana será alineado ante El Nacional en el medio campo.

Para Ruiz será una jornada de descubrimientos. Su debut en el balompié nacional. Actuará por primera vez en la altura y después de militar en la segunda división de Argentina (en Los Andes, de Buenos Aires) jugará en primera categorí­a.

Confiesa que estaba desesperado por actuar y por eso se sometió a fuertes y largas jornadas de trabajo que le causaron una contractura muscular.

“Me pasé en los entrenamientos, no me hidraté bien y eso hizo que los músculos se cansaran, pero fue por mi ansiedad de jugar”, expresó el centrocampista gaucho.

Estreno complicado
Sin embargo, Ruiz sostiene que ante los militares tendrá un “difí­cil debut”, porque no está familiarizado con la altura de Quito. “Mis compañeros me han hablado bastante de lo que significa jugar allí­. Uno ya conoce algo por lo que ve o escucha, pero acá se habla más todaví­a porque cada quince dí­as hay que subir a la altura”, dijo.

El volante eléctrico reconoce que aún no está en su mejor nivel, pero pide paciencia a la hinchada. “Me siento bien para jugar y sé que con el correr de los partidos voy a estar mejor fí­sica y futbolí­sticamente”, agregó el volante de contención azul.

Sobre su acoplamiento, Ruiz señaló: “Nos hemos entendido bien”, y aclaró que por su deseo de ser útil aceptará jugar donde el cuerpo técnico, que encabeza Juan Urquiza, decida.

“Puedo estar en el centro, por izquierda o la derecha. Tengo claro que primero es la marca y luego el juego”, precisó.

Fuente : Diario El Universo

Comentarios