fbpx

90 MINUTOS EN LA CALDERA

Views: 0
viviana cuarto

Llegue al Capwell a eso de las 5 de la tarde, específicamente del lado de la tribuna de San Martin, siempre he sido un asiduo hincha de aquel lado de la caldera…y ayer quise volver a oler el gramado del césped y a sentir la pasión de cerca…como un emelecista mas.

emelexista emelec Estadio George Capwell

Previa

Previo a la entrada al templo azul, los emelecistas se juntan a tomar cervezas y conversar en la tienda de la esquina que ya no queda ahí, si no un poco mas atrás. Ritual este que tienen los azules antes de ingresar al estadio y que sigue dándose a través del tiempo, como una tradición romántica que no se puede dejar de sentir.

Ni de hacer…me compre una camiseta de 5, 25 dol en la esquina, en verdad, la madrina quería 6 latas pero como buen guayaco regatee, no se si buena la rebaja, pero la compre para mi sobrina que también es azul como su tío, o sea yo…converse con mi pana Teddy…hincha emelecista hasta las cachas.

Camiseta de los 90 años

De esos que presumen saber mas que el técnico y que los dirigentes, cree que si fuera presidente del bombillo, ganaríamos la libertadores de one pin pong…ojala algún día sea eso una realidad, mientras tanto no cuesta nada soñar…pero por ahí comienza todo…soñando. Pero profesor, al menos cómprese la lotería de vez en cuando…

Mi pana Teddy se tomo un par de vasos de cerveza bien heladitas, fresquecitas, para aclimatarse, que tentación y que necesidad por el mismo clima, de ahí la expresión… quería saborear ese néctar, pero se me esta prohibido por ahora, porque estoy en tratamiento, pero aún así, con malestar fui alentar a mi querido bombillo…que en cierta forma no me defraudo tanto.

Entradas Cine

Entramos al estadio a eso de las 5: 45 y nos topamos con un personaje típico de las gradas de la tribuna, EL Viejo Johnny…o sea otro Teddy pero elevado a la decima potencia…de esos que abundan ahí, y en cualquier estadio…que no paran de hablar y de hacerte reír con cada ocurrencia y con cada insulto que propina a jugadores y al infaltable arbitro.

Punto aparte…el gratificante despliegue de elementos femeninos que habían en dicha localidad…fue un espectáculo adicional este desfile de hermosura de las emelecistas…un valor agregado que no esta en el costo de la entrada pero que implícitamente te lo ofrece…

Detalles del partido

Comenzó el partido muy apático ya que la Boca no estaba muy bulliciosa como de costumbre…tal vez se mandaron mucha dosis de adrenalina y se bajonearon…después del efecto despertaron y pude sentir que si estaba en el glorioso Capwell…llegaron los dos goles y todo el estadio los grito como leones en selva…sobretodo el viejo Johnny que comenzó a dispararse anécdotas de sus viejas andanzas que quería revivirlas por el exaltado animo que le producía ver de nuevo ganar a los tiempos al bombillo.

La cerveza a 2. 50 no se volvía muy apetecible, no al paladar, si no al bolsillo, así que mi pana Teddy y el viejo Johnny se mandaron huanchaka…ahora estoy seguro que eso fue el catalizador de la intempestiva ansiedad del nuevo amigo…o solo era un justificativo para volver a la joda de siempre…chifles van, manácon limón vienen…cigarro para el nervioso que se fuma…yo por mi lado, a punta de mandarina…y no es que lo sea…me mandaron a consumir vitamina C.

Previa y Post

No es paro…espero que para el partido con liga este mejor, porque la verdad es que la vida sin alcohol es saludable.. pero muy aburridísima…sobre todo en el estadio…termino el partido con un sabor agridulce…se gano pero no convenció…el viejo Johnny nos quiso invitar a unas bielas y tal vez algo mas…pero por cuestiones técnicas, de horario, tuvimos que rechazar la oferta…quien sabe si hasta hora estuviéramos celebrando todo menos el triunfo del bombillo…y yo quien sabe…internado en un centro medico…amo al bombillo pero mas me amo yo…otro dia será viejo Johnny …solo no te olvides de llamarme…

Así son las cosas en el Capwell…jodes, bebes, gritas, ríes, admiras, insultas, padeces y haces panas nuevos…todo una aventura que dura 90 minutos pero que parecerían que el tiempo no pasa en ese lugar, solo hasta cuando el arbitro pita el final…filosóficamente podríamos decir del poder que tiene este ser humano que por ese lapso de tiempo nos tiene en sus manos…para bien o para mal.

HASTA EL PROXIMO DOMINGO QUERIDO CAPWELL…FUE UN HONOR VOLVER A VISITARTE…

emelexista emelec Estadio George Capwell

Escribe tu comentario usando Facebook
Entrada siguiente
Sampaoli confia en la capacidad del plantel
Entrada anterior
Para Sampaoli lo importante fue el sumar de a tres.
Menú