Califica este post

Gabriel Achilier, de 22 años, se muestra aún tí­mido y de perfil bajo en la institución azul. Para él su mejor regalo de Navidad por adelantado en el 2008 fue fichar por Emelec, ya que considera que con el cuadro azul “realmente” se puede “pelear por cosas grandes”.

Sus inicios deportivos fueron en su natal Machala, en el Oro Fútbol Club de segunda categorí­a, luego pasó a la sub 18 y sub 20 del Deportivo Cuenca en el 2003; militó en Liga de Loja en el 2004 y 2005 y en los tres años siguientes lo hizo en el Deportivo Azogues. Hasta que a finales de noviembre del 2008 se vinculó a la escuadra azul.

La dirigencia eléctrica lo contrató por un año con opción a compra hasta que finalice su convenio en diciembre.

¿Qué significa para usted jugar en Emelec?
Gracias a Dios se dio la oportunidad de jugar en EMELEC en el 2009, es una gran bendición para mí­ estar acá, solo me queda trabajar y demostrar lo mejor de mí­. Jugar aquí­ es una gran vitrina también para mostrarme y esperemos que con entrega sacrificio y humildad tratar de superarme.

¿Cómo se dio su vinculación al cuadro eléctrico?

Habí­a el de EMELEC por parte del presidente de la Comisión de Fútbol (Nasib Neme) porque me habí­an visto jugar en el Azogues. Con mi empresario Jorge Guerrero se dieron las conversaciones.

Vení­a jugando durante tres años en el Deportivo Azogues, ¿estaba en sus planes cambiar de ambiente para crecer futbolí­sticamente?
Sí­ lo pensaba, se anhelaba estar vinculado en un equipo de mayor recorrido, de mayor historia como lo es Emelec. Ahora estoy aquí­ para trabajar y disfrutar cada dí­a.

¿Le ha costado adaptarse al clima de la Costa?

No mucho, yo soy de Machala y ya estoy acostumbrado al clima caliente, no tengo problemas de adaptación. Se ha estado trabajando muy bien, eso nos deja tranquilos porque sabemos que lo hacemos a conciencia.

Emelec se ha reforzado para ser un equipo competitivo y lograr el campeonato. ¿Vino para conseguir el tí­tulo?
Sí­, son grandes exigencias pero bueno uno tiene que portarse como profesional, tanto en un equipo grande como en uno pequeño. Creo que hoy por hoy en lo que representa al fútbol ecuatoriano todos los equipos van a dar su mayor esfuerzo en cualquier ciudad.

¿Pero usted dijo que EMELEC pelea por “cosas grandes”?

Claro es notorio, este cambio tremendo que se da creo que se nota, el de venir de una institución pequeña como el Deportivo Azogues, sin desmerecerlo en nada, pero venir a EMELEC que tiene una gran hinchada que a nivel nacional tiene muchos seguidores, creo que eso es importante, estar en un equipo destacado dentro del fútbol ecuatoriano.

¿Qué le promete a la hinchada de su nuevo equipo?

Prometo entrega, actitud, coraje y las ganas que eso nunca deben faltar.

Ya lo conocí­a a Gabriel Perrone, ¿cómo es su relación con él?
No podrí­a decir que somos los mejores amigos, pero hay una buena relación de técnico a jugador. Mantenemos las distancias, pero eso es bueno. (Gabriel) Perrone ya me conocí­a, me habí­a pedido para el Deportivo Cuenca, pero no se llegó a un acuerdo. Lo importante es que siempre se ha mantenido una regularidad dentro de lo que me conoce el profe (Perrone). Si me pidió es porque confí­a en mis condiciones .

Escribe tu comentario usando Facebook