( por : Fernando Flores Gallardo )

Guardo todos https://www.emelexista.com/tag/fernandoflores/”>los editoriales que he escrito para emelexista.com, por lo que ante las acusaciones de que yo hice campaña para que gane la Corporación Capwell me puse a revisar si es que en verdad yo habí­a escrito un editorial pidiendo el voto o apoyando a dicha agrupación, ya que no me acordaba haberlo hecho, y definitivamente no lo hice. De hecho en época de campaña me abstuve de escribir editoriales ya que consideré que no era conveniente tratar de influir con mi opinión personal en el voto de los socios azules.

Una vez que ganó la Corporación Capwell, entonces sí­ les brindé todo mi apoyo, al igual que todo emelexista de verdad, deseando que las cosas salieran de la mejor manera de acuerdo con sus ofrecimientos de campaña. Felicité por la contratación de Fernando Guerrero, quién iba a pensar el fiasco que resultó ese chico valorado en once millones de dólares por el Real Madrid, pedí­ paciencia a los que antes de que el equipo juegue empezaron a criticar por las incorporaciones ya que esa impaciencia era producto de lo que contrataba el rival de barrio.:  Me equivoqué, al igual que muchos, en pensar de que con jugadores baratos y un técnico de quinta podí­amos lograr los éxitos ofrecidos, creo que las bonitas palabras y la fe del Ñato Garcí­a lograron embaucarme.

Emelec en vivo

En el editorial de ayer, el amigo Enrique Valle me hizo un comentario muy válido, yo dije que de los once que salieron el domingo a la cancha no deberí­a quedar ninguno y no es así­. Los juveniles por supuesto que deben de quedarse y ser la base del equipo del 2009, Pinto, Caicedo, Rodrí­guez, De Oliveira, Troya, Morantes, no tienen culpa de lo sucedido, a esos muchachos hay que rodearlos de jugadores que los ayuden a mejorar y sobretodo les enseñen dignidad, cosa que les falta a muchos de los que hoy están en el equipo.

Amo a EMELEC como muchos de ustedes, el dí­a que juega es mi prioridad por encima de cualquier compromiso familiar, vaya problemas que eso me ha traí­do, y por eso espero que esta pesadilla termine lo antes posible. Quiero que mi hijo de dos años crezca con un EMELEC ganador, con un EMELEC que sea el reflejo de la grandeza de todos quienes han vestido la gloriosa azul y plomo, con un EMELEC que sea lo que es EMELEC, los azules sabemos lo que eso significa.

PD.: ¿De quién fue la brillante estupidez de ponerle esa mancha amarilla a la camiseta? Como hincha y socio exijo que se la quiten inmediatamente, ese color es un insulto a nuestro orgullo, no hay dinero que pague aquello porque nuestra alma no está en venta.

Facebook Comments