fbpx

    Adrián Bone: “Entregaré todo”

    0
    504
    adrianbone
    adrián bone: “entregaré todo”

    Adrián Bone tiene clara la película de que llega a un “club importantísimo”, en el que tendrá que “dar todo” para poder lucir minutos con los guantes puestos y atajar en el Capwell. Feliz por haber firmado, horas antes de partir a Uruguay, donde el cuadro eléctrico ya realiza su pretemporada, el Gato atendió a Diario EXTRA.

    Sonriente y de gran ánimo, se recostó sobre uno de los muebles de un hotel del norte de Guayaquil, el pasado sábado. El portero, de 29 años, quien recién aprendió a tapar a los 16 años, hoy se ilusiona con su primera experiencia en la costa ecuatoriana.

    ¿Qué pasa por tu cabeza luego de firmar por EMELEC y vivir tu primera experiencia en Guayaquil?

    Primero pienso en hacer las cosas bien, en la vida personal, en lo deportivo. Todo va de la mano y aparte de eso todos sabemos lo que EMELEC ha ganado. Lleva muchos años compitiendo en copas internacionales y es una responsabilidad muy grande, me toca estar preparado para el momento en que me requieran.

    ¿Por qué crees que el campeón se interesó en tenerte para el 2018?

    Un equipo que busca logros muy importantes a nivel nacional e internacional debe tener buenos jugadores en todas las líneas. Ganas mucho cuando tienes dos futbolistas buenos por puesto y lo más importante es que el equipo gane partidos sin importar quiénes salten al campo.

    Es decir, llegas para ser el recambio de Esteban Dreer.

    Sí, pero no solo competiré con Dreer. A mí me gusta valorar a todos y antes de que firme, estaban Cevallos (hoy en reservas) y Morales (tercer arquero), quienes lo hicieron muy bien el año pasado. Cada uno tratará de ganarse un lugar en el arco de Emelec.

    ¿Estás consciente de que Esteban ha sido titular y regular desde el 2012?

    Sí, pero desde que me metí a esto de ser futbolista supe que no es fácil este puesto. Cuando empecé mi carrera no fui titular, cuando llegué a Espoli en 2007 ahí estaban Máximo Banguera, Rolando Carabalí y otros tres. Con 18 años era el sexto arquero y me gané el puesto en tres temporadas, con esfuerzo y sacrificio. Ahora sé que no es fácil ser titular.

    ¿Cuál será la clave para ganarse el arco?

    Estar preparado para aprovechar el momento en que te requiera el cuerpo técnico. La clave es el trabajo en los entrenamientos. Cuando alguien no juega tampoco quiere decir que sea malo, sino que otro está mejor.

    ¿Había ofertas de otros clubes del país o del extranjero?

    No me gusta andar preguntando a mi empresario sobre esas cosas, pero sé que habían algunos clubes interesados y siento que tomé la mejor decisión, y mi familia piensa lo mismo.

    Antes fueron rivales y hoy son tus compañeros ¿A quiénes destacas de la plantilla eléctrica?

    Brayan Angulo, por su potencia; Ayrton Preciado, un jugador muy escurridizo, a quien lo tuve de compañero en Deportivo Quito (2011). Pero no solo los delanteros, sino también defensas que te ganan partidos, como Jorge Guagua. EMELEC tiene esa característica, que no solo se esperanza en un delantero, aprovecha las pelotas paradas y quien haga el gol, bienvenido sea.

    ¿Te consideras hincha de Emelec?

    No. No soy de las personas que para caer bien al hincha o a la dirigencia dicen ser hinchas. En este caso tengo que defender a muerte a Emelec. No soy hincha de ningún equipo del Ecuador, sí del Real Madrid (risas). Entrego profesionalismo por el equipo que le da de comer a mis hijas y mi familia, ahí doy todo de mí.

    ¿Cómo te va en el juego con los pies, al salir tocando desde el arco?

    Sé jugar con el pie. Eso te lo marca la clase de técnico que te toque. Hay entrenadores a los que no les gusta que el arquero se complique y quiere que la tires arriba. Gracias a Dios lo tuve a Eduardo Favaro en El Nacional, ahí amagaba que la iba a tirarla larga y la pasaba, pero a Alexis Mendoza, en Independiente, no le gustaba que el arquero se complique.

    ¿Cómo imaginas atajar en el Capwell?

    Imagínate… Un equipo que siempre juega con toda su hinchada, eso es algo bonito. No me ha tocado atajar en un estadio lleno siendo local. EMELEC tiene una de las hinchadas que más alienta y eso ayuda a elevarse al jugador.

    ¿Qué intentarás mostrar en el primer entrenamiento?

    No hay nada que mostrar, solo trabajar muy bien. A mí me gusta trabajar para mí y para Dios, sé que eso me sirve. Por ejemplo, puedo ser vago y para tratar de ‘entucarte’ o convencerte, trato de amagar que sí me gusta trabajar, me estoy engañando a mí mismo. Voy a entregarlo todo, como siempre.

    ¿Qué te forjó para ser un futbolista trabajador?

    En mi mente siempre tengo el momento de mi debut en Espoli. Los arqueros siempre estamos trabajando y debemos hacerlo a conciencia porque de repente te toca tapar. Cuando se lesionó Villafuerte ante Deportivo Quito me tocó ingresar por primera vez, con 22 años. Mis compañeros me dieron apoyo y me dijeron: ‘Dale Bone, esta es la oportunidad, trabajas muy bien’ y me llené de confianza. Y me fue bien, pero porque trabajé a conciencia.

    ¿Quién te enseñó a atajar?

    Empecé como defensa central y hasta los 16 años jugué en esa posición, en Aucas. Siempre iba a ver entrenar a mi hermano (Elvis) en el primer equipo y una vez necesitaban un arquero y me ofrecí a tapar, el utilero me dio unos guantes y no lo hice mal. Luego, en la sub-16 empecé a ser arquero y a esa edad me gané la titularidad en el equipo sub-20. Tuve de preparador de arqueros a Jovanny Ibarra, él me enseñó las técnicas.

    ¿Qué arqueros nacionales o internacionales tienes como referentes?

    De todo se aprende. Soy de las personas que se ve todos los partidos del campeonato ecuatoriano, no me pierdo nada y lo hago para analizar a los delanteros y arqueros rivales. Todos somos diferentes y hay técnicas que se pueden sacar, también errores que se pueden ver para no cometer. Me emociono mucho cuando un chico joven debuta y siempre le deseo que le vaya bien.

    ¿Qué le dirías a la hinchada de Emelec?

    Entregaré todo. Profesionalismo cuando me toque actuar y cuando no también, porque así ganamos todos y eso muchas veces nos falta a los jugadores, el respaldo a los compañeros, porque cuando uno está en cancha defiende a la familia del otro. Todos vamos por el objetivo de ser campeones y, por qué no, de la Copa Libertadores. Voy a entregar todo dentro y fuera. Esto también se trata de ser disciplinado fuera de la cancha.

    ¿Qué te dicen tus amigos y ahora compañeros de Emelec?

    Cuando me enfrento a los rivales los saludo a todos, entonces ahí creo una amistad gracias al fútbol. Fui compañero de Dixon Arroyo, Paredes y Preciado cuando fuimos campeones. No hace falta una llamada, sé que ellos están felices. La parcería y amistad siempre, Bone siempre ha sido abierto. Mala persona nunca seré.

    ¿Cómo ves el grupo de Copa Libertadores?

    Todos dicen que EMELEC la tiene muy complicada. Y esto está difícil, pero no imposible, los partidos se ganan en la cancha, no se comentan desde afuera sin haberlos jugado. Trabajamos para ganar esos partidos y el primer objetivo es la fase de grupos.

    Vía : Extra

    Emelec realiza su pretemporada en Montevideo. Los eléctrico bajo las órdenes del entrenador Alfredo Arias trabajan a doble turno en la parte física con balón.

    Los ‘millonarios’ han planificado cuatro cotejos amistosos en Uruguay. Su primer choque será el 15 de enero ante Montevideo Wanderers, en Montevideo; el 17 medirá contra Nacional, el 24 a Liverpool, y el 27 ante River Plate, en Montevideo.
    La dirigencia de EMELEC trabaja en la contratación de jugadores foráneos.

    El delantero argentino Leandro Díaz es una de las opciones. Díaz, de 25 años, ha militado en Chile y México.

    Facebook Comments