fbpx

emelexista emelec Elizaga Ecuador

Sacudiéndose el golpe negativo de su derrota ante Uruguay, Ecuador se juega hoy ante Chile la posibilidad de alcanzar el repechaje y confía aprovechar que el equipo local se relaje tras haber asegurado su clasificación a la Copa Mundial.

Pero el equipo chileno, que ha tenido una mejor campaña de visita que de local, espera a su vez cerrar con un triunfo para celebrar ante su hinchada la campaña que le permitió clasificar a su primer mundial desde Francia 1998.

El portero Marcelo Elizaga reflejó el espíritu que anima a Ecuador luego del traspié que sufrió al caer en casa ante Uruguay por 2-1, con gol de penal del atacante Diego Forlán sobre la hora.

El argentino nacionalizado ecuatoriano no quiere quedarse con las ganas de atajar en un mundial de fútbol.
Su deseo es seguir con la estela de José Francisco Cevallos y Christian Mora, quienes defendieron a la Tricolor en las eliminatorias rumbo a Corea-Japón 2002 y Alemania 2006, y en ambos eventos.

Cevallos y Mora alientan al ‘Polaco’ desde muy cerca. Ambos son parte del plantel, pero han quedado relegados por la calidad que ha mostrado el arquero de EMELEC en el torneo local y en la selección.

Las opciones de que Elizaga llegue a Sudáfrica 2010 con el combinado que dirige Sixto Vizuete son mínimas tras esa pérdida ante los charrúas el sábado pasado. Mas, el portero no pierde las esperanzas, incluso se fastidió por las críticas de la afición y de la prensa nacional.

“Saldremos a pelear la clasificación ante Chile, esforzándonos, luchando, tratando de hacer bien las cosas”, manifestó Elizaga.

El portero de 37 años llegó a EMELEC en 2005 y brilló apenas debutó. Se ganó a la hinchada emelecista y decidió nacionalizarse por el cariño que sintió cada vez que defendía a los azules en el estadio Capwell.

Y llegó el llamado a la Tricolor. Luis Fernando Suárez, seleccionador ecuatoriano hasta fines de 2007, le dio el arco en la Copa América de Venezuela. Se estrenó contra Brasil. Una dura prueba para el ‘Polaco’.
Salvó a Ecuador en 10 ataques auriverdes y estuvo a punto de atajarle un penalti a Robinho, que le dio el triunfo a Brasil (1-0).

Por eliminatorias, el ex Quilmes, Lanús y Nueva Chicago -todos clubes de su natal Argentina- se puso el traje de héroe en el partido contra los ‘albicelestes’. Esta vez sáevitó que una figura del fútbol mundial lo derrote por medio de un penalti. Carlos Tévez, actualmente en el Manchester City inglés, remató a su derecha, y a ese lugar llegaron las manos de Elizaga para adueñarse del balón.

La jugada fue decisiva. Ecuador se salvó de un gol que le habría complicado el partido. Por medio de Walter Ayoví y Pablo Palacios se llevó los tres puntos.

Pese a la derrota con los uruguayos, Elizaga dejó constancia de que sus rivales deben esforzarse al máximo para poder vencerlo, como lo hicieron Suárez y Forlán.

Ese 1-2 lo sintió en el alma, por eso acompañó a Iván Hurtado y Édison Méndez en una rueda de prensa para decirle a los ecuatorianos que si ellos no creen en la selección, nadie lo hará. Él confía en sus condiciones y en sus compañeros para lograr un triunfo en el que nadie cree.

Porque él, el arquero vicecampeón con EMELEC en 2006, el que le atajó el penalti a Tévez y que se siente más ecuatoriano que nunca, quiere volar en Sudáfrica.

Hurtado, que lo apoya, tampoco pierde la ilusión. – Ojalá que Chile se confíe contra nosotros. Uno no puede adelantar nada respecto del partido porque cada país tiene sus objetivos y cada quien hace su trabajo buscando sus beneficios”‘, manifestó el defensa y capitán tricolor.

La afición llegó a despedir a la ‘Tri’

La relación que se quebró el sábado entre la selección y algunos aficionados quedó en el olvido y ayer la Tricolor volvió a sentir las palmadas de apoyo de la gente.

Ese respaldo estuvo reflejado en José Tibán, quien madrugó para llegar antes que la selección al aeropuerto quiteño. Y cuando vio que el bus nacional entraba a la terminal aérea empezó a correr frente a este, flameando la bandera ecuatoriana.

Eso emocionó al resto de hinchas que se encontraba en el lugar y los gritos empezaron a llenar el ambiente de optimismo.

Tibán también tiró papel picado al aire para completar el ritual que realiza cada vez que la ‘Tri’ viaja.

Su euforia creció cuando José Francisco Cevallos le tendió la mano. – Vamos, mi Ecuador. Arriba, que sí se puede”, pronunció Tibán al borde del llanto.

La plantilla también recibió el apoyo del ex futbolista José ‘Lupo’ Guerrero, ex figura de El Nacional y de Barcelona, quien aún cree que el equipo puede llegar a Sudáfrica.

“He venido a desearles suerte a los muchachos, sabemos que pasaron momentos difíciles el sábado, pero todavía está la posibilidad de llegar al Mundial”, manifestó Guerrero, quien vestía chompa y calentador de la ‘Tri’. (JLR)

Escribe tu comentario usando Facebook