azul emelec
así despidieron a “huevo frito”, hincha de emelec asesinado a balazos

A Junior Israel Yunes Márquez, uno de los líderes de la barra brava de Emelec, la pasión por su equipo le costó la vida. El aficionado, conocido como - Huevo Frito", murió el domingo en un ajuste de cuentas entre facciones rivales de la hinchada del club de Guayaquil, en Ecuador.

En su funeral, sus compañeros quisieron homenajearlo a su estilo, como si se tratara de una fiesta para celebrar un campeonato o un triunfo en un clásico. La insólita ceremonia tuvo todos los condimentos típicos de una grada en plena ebullición: cánticos, bombos, aplausos, platillos y hasta fuegos artificiales.

Sin embargo, detrás del color y la increíbles fiesta en el cementerio, se esconde una historia trágica: de acuerdo a medios medios locales, - Huevo Frito", de 33 años, había sido amenazado de muerte en varias oportunidades el último año por otro hincha que disputaba el liderazgo de una de las facciones de los ultras.

Hecho del suceso

Según trascendió, la última advertencia a “Huevo Frito” había sido el viernes y el domingo, mientras conversaba con un amigo en la vereda frente al estadio, fue asesinado con un tiro en la pierna y dos en la cabeza. El asesino, conocido como “El Negro Hernán”, fue capturado poco después.

El informe preliminar de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) de la Policía ecuatoriana, menciona que el homicidio ocurrió aproximadamente a las 00:40 del último domingo, sobre una esquina de las adyacencias del Estadio George Capwell, cercana al desnivel de la calle General Gómez y avenida Quito, en el centro de Guayaquil, según publicó el diario El Telégrafo.

Alicante amaneció con una fantástica temperatura, con un cielo despejado y limpio. El día era ideal para disfrutar y un centenar de aficionados eléctricos lo consiguieron gracias al Bombillo, que les regaló un gran triunfo en el primer duelo amistoso de la pretemporada. Los eléctricos convencieron en el primer tiempo, liderados por José Francisco Cevallos en media cancha, y aunque bajaron sus prestaciones en el segundo, acabaron celebrando junto a sus aficionados la victoria (2-0) ante el ES Setif argelino.

“Cómo no te voy a querer, cómo no te voy a querer…”. Los gritos solitarios de Verónica García, una aficionada ecuatoriana y miembro de Bokeros de Milano, rompieron el silencio en los minutos previos al cotejo en el Estadio Olímpico Camilo Cano. “¡Canten emelecistas!”, exigía la fanática, molesta porque el resto de presentes –una decena de aficionados de Bokeros de Madrid, además de hinchas venidos de diferentes partes de España– no le seguían en sus cánticos.Pero era cuestión de tiempo.

En cuanto el equipo saltó a la cancha, todos los ecuatorianos presentes se emocionaron por poder ver de cerca de sus ídolos. Rescalvo, además, apostó por un equipo que podría ser el estelar, con Ortiz en el arco y Romario Caicedo, Leguizamón, Mejía y Carabalí en defensa. Cevallos acompañó a Dixon Arroyo en el doble pivote, dejando una línea de volantes formada por Burbano, Rojas y Zapata, junto a Barceló en la punta de ataque.

Este equipo regaló pronto una alegría a los hinchas con un primer tanto. Apenas a los cinco minutos, una apertura a banda derecha finalizó en una asistencia de Burbano a Romario Caicedo, quien tras un buen recorte fue víctima de una falta dentro del área. Joao Rojas, estrenando su dorsal 10, aceptó la responsabilidad, tomó la pelota y celebró el primer gol del Emelec 2020.

Con ventaja en el marcador y un Bombillo dominante en el centro del campo, gracias sobre todo al trío formado por Cevallos, Rojas y Zapata -estos últimos con constantes intercambios de posiciones-, la afición se limitó a disfrutar. “Que se pare la Tuka, que se pare la Tuka”. Y la Tuka, sentado en un banco de suplentes improvisado, devolvió el cariño con un saludo. Incluso, por la megafonía del estadio se agradeció y felicitó a los ecuatorianos por su buen ambiente y comportamiento.

En el descanso el cuadro eléctrico modificó a diez de sus jugadores, siguiendo en cancha únicamente Romario Caicedo, quien disputó 80 minutos hasta ser sustituido por Orejuela. Así, ingresaron tras la reanudación Bone, Joel Quintero, Vega y Bagui en defensa; Cabezas, Godoy, Rodríguez y Jefferson Caicedo formaron en media cancha, con Pernía y la Roberto Ordóñez en la delantera.Mientras los suplentes se entonaban con el paso de los minutos, los fanáticos seguían a lo suyo: cantando.

Ni siquiera la mejoría del cuadro rival les enmudeció. Lamentaron las ocasiones erradas por Pernía en el inicio del segundo tiempo, bromearon cuando el rival desaprovechó dos errores de Bone que pudieron significar el empate y enloquecieron con el 2-0, obra de Wilmer Godoy tras un córner botado por Sebastián Rodríguez.Con la victoria casi confirmada se escucharon 'olés' en la grada cada vez que los azules se pasaban la pelota ante la presión del cuadro argelino. Máxima felicidad entre unos fanáticos que no están acostumbrados a ver de cerca a su equipo.

Tras el cotejo, todos pudieron hacerse fotos con jugadores como Cevallos, Mejía o Bagui, además de con Ismael Rescalvo, quien tras saludar a su familia atendió uno a uno a cada aficionado. Sin duda, una jornada festiva en Alicante, donde Emelec y su hinchada fueron claramente los triunfadores.Detalles:- La Tuka Ordóñez fue el más aclamado del equipo y el delantero supo reconocer el apoyo saludando tras el partido a los fanáticos.- Hernández no entró en la convocatoria ya que sufrió un choque en un entrenamiento y tiene una fisura en el pómulo derecho.

La hinchada azul se toma Alicante

Fanáticos de diferentes agrupaciones europeas presenciaron el entrenamiento y animaron al Bombillo sin descanso.

Emelec realizó en la mañana de hoy sábado una corta sesión de recuperación tras el partido de ayer ante el Sétif. Se intuía una jornada tranquila, pero la afición eléctrica la convirtió en la más especial de esta pretemporada en España con una serie de cánticos, fuegos artificiales y bailes junto al bus de la expedición azul.

Emelec y sus hinchas triunfan en Europa
Leer más Varias decenas de hinchas llegados de diferentes puntos de Europa (Catalunya, Génova, Milán y Zaragoza) colocaron banderas, trapos y demás distintivos de sus agrupaciones en el graderío del estadio de La Nucía y dieron colorido a la sesión. Incluso, se animaron con varias barras mientras los jugadores realizaban ejercicios de fútbol-tenis en un ambiente distendido.

Tras el entrenamiento llegaron la firma de camisetas, autógrafos, videos y fotos. Los jugadores estuvieron muy amables con los hinchas, a pesar de que tenían prisa por subir al autobús ya que viajaron directamente a Valencia para presenciar un cotejo oficial de La Liga española.Sin embargo, los hinchas no habían acabado su fiesta. Junto al bus del equipo se formó una aglomeración de fanáticos cantando, lanzando petardos y saltando. "Estos están locos", se le escuchó a una madre junto a su hijo pequeño mientras entraban en su coche.La 'locura' por Emelec. Incluso los jugadores quedaron alucinados por el aguante de unos hinchas que sin duda han llegado hasta Alicante para divertirse.

Escribe tu comentario usando Facebook

Emelec emelexista pagina oficial