fbpx

Fin de la primera etapa del campeonato, con premio para el mejor, Emelec. Fue el más destacado, el más regular, el que tuvo el mejor remate de calendario. Lo de EMELEC es para aplaudir, porque sorteó cuanto escollo se le puso enfrente y avanzó hasta cumplir con el objetivo deseado, ser primero.

En éste primer semestre encaró Copa y campeonato. Lo de la Libertadores no pudo ser, se quedó por puesta de mano con Jaguares mexicano. Sufrió las ausencias de dos puntales defensivos, Morante y Fleitas. Pero Asad se las arregló y movio sus fichas defensivas, pero no se cayó. A su contratación estrella, Méndez, le costó tiempo adaptarse pero al final terminó destacando y hasta volvió a ser llamado a la selección. Jugó con poca fuerza ofensiva porque el artillero Strahman fue una decepción, pero entre Menéndez y los volantes salvaron la cuota de gol. Sacó cinco puntos de ventaja, pero los perdió por culpa de la inestabilidad que generó el Turco Asad y su espíritu mercantilista.

Liga quiteña le dio alcance y hasta se temió lo peor. Pero la unidad de grupo, la paciencia de Neme para manejar la situación y la oportuna llegada de Juan Ramón Silva, enderazaron el rumbo y EMELEC puso proa hacia un primer lugar que terminó siendo suyo. Ganó los seis puntos finales, se derrumbó el equipo de Bauza y La Caldera pudo celebrar otra vez su paso a la final 2011.

Este azul brillante que se celebra, es obra y gracia de una fortaleza grupal y mental que hacen de EMELEC la primera fuerza futbolística del país. Justo triunfador que pone otra a vez a su hinchada a soñar con el esquivo título de campeón, que hace 9 años no se le da.

Cortesía Diario Super

POR CARLOS VICTOR MORALES
@CarlosVictorM

Próximos partidos

Lara botaba la pelota al lateral, no daban pases correctos a propios compañeros y entregaban pases no forzados a jugadores de Emelec. Se notó un equipo malo y limitado, pero más penoso y VERGONZOSO resulta que Emelec teniendo más “plantel y calidad” no pueda ganar al menos 1-0.

Lara se sintió inferior desde el min 1, sabía que no tenía con qué defender bien y atacar con profundidad y por ello se metió atrás y le cedió campo, pelota e iniciativa a Emelec como si este fuera Real Madrid. Emelec impotente, ni con errores propios de Lara pudo ganar.

Emelec no tuvo la pelota, buscó defender el 0-0 y si podía ganar bien pero quería el empate y lo logró. Desde lo numérico, por el rival y cancha y por cómo venía Emelec desde Venezuela ES UN GRAN PUNTO DE LOS AZULES. Este equipo dejó el 200% en cancha.

Escribe tu comentario usando Facebook