El 28 de abril de 1929 fue inscrito como institución deportiva el Club Sport Emelec. Era una asociación multidisciplinar que contaba con equipos de varios deportes, pero destacaban el de fútbol y el de béisbol. El mérito de su creación fue de un norteamericano llamado George Lewis Capwell y en este artículo vamos a conocerlo un poco mejor.

Un fanático del deporte

George Capwell nació en Olean, Nueva York, el día 1 de julio de 1902. Ya en su infancia comenzó a practicar varios deportes, aunque destacó en natación y béisbol. De hecho, cuando terminó la enseñanza secundaria quiso hacerse entrenador.

Sin embargo, su padre no pensaba lo mismo. Animado por este, estudió ingeniería en el prestigioso Instituto Politécnico Rensselaer, pero no dejó la práctica deportiva. De hecho, formó parte del equipo de béisbol de esta universidad y, durante los veranos, llegó a militar en un conjunto semiprofesional de esta disciplina.

Ya licenciado, lo contrató una empresa que le destinó a su planta de electricidad en Cienfuegos (Cuba). Pero, al año siguiente, lo envió a Guayaquil con el cargo de superintendente de la construcción de otra planta eléctrica.

Sus años en Guayaquil y la fundación del Club Sport Emelec

Llegó, por tanto, a Guayaquil en 1926. No había perdido su afición por el deporte. Y ese mismo año instaló un gimnasio en las propias oficinas de la empresa. Poco después, junto a la planta de arroz Ponce Luque, creó un pequeño complejo deportivo con piscina y cancha de baloncesto.

Tan grande fue el éxito de estas instalaciones entre los jóvenes que, en 1929, decidió fundar un club deportivo para que pudieran competir. Tomó como base un modesto combinado de fútbol que pertenecía a la Empresa Eléctrica del Ecuador y lo convirtió en una asociación multidisciplinar con equipos de varios deportes.

Como las siglas de la citada empresa eran Emelec, lo bautizó con ese nombre. El debut de la institución tuvo lugar el 23 de junio de 1929 en un partido de fútbol contra el Gimnástico donde perdió el Emelec por dos goles a uno. También se disputó un choque de béisbol contra el Barcelona en el que jugó el propio Capwell en la posición de cátcher.

La construcción del estadio y su marcha

Ya en 1942, logró que la Municipalidad de Guayaquil le cediera unos terrenos. Allí construyó un precioso estadio de béisbol y fútbol con capacidad para once mil personas que llevaría su propio nombre. La inauguración se produjo el 21 de octubre de 1945.

Hoy tiene capacidad para cuarenta mil y allí disputa sus encuentros el Club Sport Emelec, que ha dado muchas alegrías a quienes realizan apuestas deportivas y pujan por él, porque ha ganado catorce veces la liga ecuatoriana y otros títulos.

En conclusión, esta es la historia de George Lewis Capwell, que abandonó el club en 1946. Pero no lo hizo por voluntad propia, sino porque fue destinado a trabajar en Panamá. Aún volvería a instalarse en Guayaquil en 1958.