fbpx

Editorial escrito por Diego Arcos. Y pensar que la actual directiva de EMELEC se formó bajo la filosofía y recuerdo de la memoria de George Capwell. Hasta llevan su nombre. Bajo estos preceptos, no cabe la menor duda, y citando una canción de Los Prisioneros de Chile (ellos hacen mención de Elvis Presley), que Capwell debe estar retorciéndose de iras en su tumba.

Analizar al EMELEC del 2008 para luego escribir sobre el tema es confuso, incierto y hasta medio oscuro. Debieron haber 50 formas para hacer todo por el camino correcto, unas 10 para equivocarse y rectificar y otras 5 o 6 para fracasar rotundamente; parece que la Corporación Capwell eligió estas ultimas primero, antes que las 50 primeras opciones.

Un desastre de año

Ha sido un año de totales desaciertos, no de mala fe, pero de desaciertos claros y con consecuencias terribles, nefastas y vergonzosas para el club.

La era de campaña presidencial del club trajo todo tipo de ofertas, sueños y aspiraciones, pese al fuerte olor a demagogia que habí­a en el ambiente; la euforia, el espí­ritu creyente y deseos reales de los hinchas fueron superiores.

La lista de ofertas la inicio el “Polilla” Da Silva, utilizando la típica línea embaucadora de: “Está todo listo, faltan pequeños detalles y estará acá en cuestión de horas”, así­ se daba inicio al festival de promociones y ofrecimientos que para mala fortuna de esta dirigencia, fracasó en todo aspecto.

Tomen nota de otros ejemplos que engalanan la colección del fracaso 2008:

-A Edmundo Zura se lo confirmó y aseguró, llego Zura, pero uno que se llamaba Rommel.

-Hubo orgullo por montones por la llegada de otro jugador llamado por la dirigencia a ser aporte valioso para el 2008, pero con Freddy Olivo no paso nada.

-Al nombre de Mondaini le dieron como a bombo en fiesta, nada, se lo llevó Barcelona.

-La vinculación de José “Chiqui” Guerrero fue un punto súper a favor, pero que salados habrán estado que el “juvenil de lujo” de EMELEC fue un fiasco mayor.

-En tiempos de campaña los directivos hací­an agendas de visita y derroche de simpatí­a con todos los medios de comunicación, hoy tildan de enemigos a esos mismos medios y conseguirlos para una declaración o reacción es casi imposible.

Emelec en Torneo Nacional

  • Durante esos dí­as de activa campaña, Eduardo Garcí­a decí­a que lo que más habí­a en EMELEC era dinero, sólo meses después, los jugadores estaban impagos y decí­an que no habí­a plata.

-Se ofreció el remedio para Armando Paredes. Esta vez el cariño y terapias espirituales domarí­an a la bestia…nada!!!, le aguantaron de todo y cuando Gravinsky dijo lo que pensaba lo sacaron del club en cuestión de horas, a Paredes le aguantaron hasta un round con Urquiza.

-Volvieron a seguir al pie de la letra el manual del maltrato al trabajador, cuando decidí­an no seguir con los servicios de alguno de sus jugadores, la comunicación llegaba al jugador por terceros, no le contestaban más el teléfono y para colmo le prohibí­an la entrada al centro de entrenamientos… ¿Porque?, ¿Acaso se lo declaraba enemigo por no rendir?

-Motivados (creo que mejor será­a decir picados) por la bomba que hacia Barcelona con las comisiones de sus otros deportes, EMELEC inició también el diseño de proyectos en las otras disciplinas donde participarí­an, la aspiración llegaba a cerca de 15 deportes. ¿Y?, ¿Que paso?… Desapareció el béisbol, básquet y los ofrecimientos a triatletas quedaron ahí­.

Es vergonzoso y lamentable que un equipo que se manejó de manera ejemplar en el desarrollo de otras disciplinas, hoy permita que dos deportes emblemáticos de la institución, el béisbol y el básquet, los predilectos de Capwell, no tengan representación en primera categorí­a. Todo funcionó hasta el año pasado, con la corporación, estos deportes desaparecieron.

Mala suerte para el bombillo

-La mala fortuna se obsesionó con el equipo, al parecer la bacteria que atacó a Barcelona hasta hace poco ahora emigró a la tienda azul, donde ni “Trapito” Vega, ni Lucas Biatri fueron aporte, hoy los dos, corren suertes positivas en Argentina.

-La dirigencia se dividió, no se dijo la verdad, esta era sólo de ellos y con todo derecho, esos problemas internos les pertenecen, pero fueron esas diferencias internas las que incidieron directamente en muchas de sus malas jugadas fuera de la cancha.

-No hay quien dé la cara (Bonard se salva), buscar alguien que analice los errores y explique qué harán para no repetirlos en el 2009 es casi imposible.

-Para cerrar con broche de oro un año para el olvido, el Quito les pasa 6 en el Atahualpa, ahora agarrarlo a este equipo para humillarlo se volvió común.

¿Casualidad para la Corporación Capwell que todo esto les haya ocurrido a ellos?

¿O sus acciones son producto de todos estos desaciertos?

¿Qué dicen?

Terrible y vergonzoso, así­ ha sido el 2008 para Emelec.

Ya saben, si leen por ahí­ en estos dí­as, o si aparece un video en Youtube, sobre actividad sobrenatural en un cementerio en San Diego, no se hagan tantas preguntas, ahí­ está enterrado George Capwell y seguramente está sacudiéndose con ese coraje que lo caracterizó siempre, su equipo en la última y para colmo quienes lo manejan usaron su apellido como frente de campaña y de orgullo emelecista.

Les quedan tres años para mejorar, el primero…Nefasto!!!!.
Fuente : CRE Satelital

Escribe tu comentario usando Facebook