fbpx

El marcador derecho del EMELEC fue operado la mañana de ayer. Se ausentará de la cancha por espacio de 3 a 4 meses.

<>El partido Emelec-Espoli sigue dejando secuelas. La violencia de algunos jugadores “policiales” y la mala actuación arbitral de Mauricio Reinoso arrojó la urgente operación al lateral derecho Carlos Quiñónez, quien soportó un fuerte pisotón que le afectó los tendones peroneos del tobillo de la pierna izquierda.

Parecí­a en una primera evaluación que no era de gravedad, sin embargo los exámenes indicaron algo lamentable: El jugador deberí­a ser intervenido de urgencia, hecho que se cumplió la mañana de ayer, alrededor de las 07:30, en la clí­nica Alcí­var de Guayaquil.

Infracciones

Las duras infracciones de los integrantes de Espoli han perjudicado a los “eléctricos” con la baja de un importante integrante de la zaga, el mismo que estará ausente de la cancha por espacio de 3 a 4 meses, según dictamen del presidente de la Comisión Médica del Emelec, doctor Eduardo Alcí­var. AL MAL TIEMPO.

Bien reza un popular refrán: “Al mal tiempo…buena cara”. Los esposos Quiñónez pasan un momento delicado en sus vidas por la gravedad de la lesión del sostén del hogar. Un colega de profesión le hizo una mala jugada y lo dejó inactivo por un buen tiempo.
La esposa del “Mellizo”, Irene Ibarra, presente en la clí­nica, declaró muy cerca de la camilla de su esposo, que “no hay mal que por bien no venga, por cuanto estará en la casa cuando nazca el niño, nuestro primer hijo”.

Le comentó a EXTRA que su marido se preguntaba a cada momento: “¿Dónde estaré cuando nazca mi hijo? (previsto para mayo de este año), sin embargo vea lo que sucedió y su lesión lo obligará estar en el hogar”.

“NO SOMOS CRIMINALES”

Mientras tanto, el técnico de Espoli de Latacunga, el argentino Salvador Raguzza, manifestó que su equipo “no es una banda de criminales. Lo que sucedió el domingo en el Capwell son cosas casuales que pasan en el fútbol. Fue casual cuando se rompió el tabique el muchacho Guerrero”.
Raguzza no desea seguir en polémica ni en dimes ni diretes, sin embargo ratifica que “ellos no son criminales”.

PRESENTE EN EL CAPWELL

El juvenil Sub 19 de Emelec, el “Chiki” Guerrero, salió el pasado lunes por la tarde de la clí­nica luego de ser operado de la fractura del tabique. Ayer por la mañana visitó las instalaciones del estadio Capwell para saludar a sus compañeros. El jugador, que se hizo futbolí­sticamente en Real Madrid de España, estará ausente por espacio de 3 semanas, según dictamen de la unidad médica.
Mientras que el argentino “Trapito” Vega, quien fue agredido por Nazareno, visitó ayer al odontólogo para hacerle la mediación correspondiente para poderle confeccionar un protector bucal. La intención del jugador es participar del encuentro ante El Nacional.

ARBITRAJE CON REGULAR

El inspector de juego entre Emelec-Espoli, Pedro Tenorio, calificó al árbitro Mauricio Reinoso con 5, lo cual significa regular. La sanción es un partido de suspensión, sin embargo el asistente # 1, Carlos Herrera, por no alertar al juez central sobre la fuerte falta de Nazareno a Vega fue inhabilitado 3 fechas. Su nota fue mala (3 sobre 10 puntos).

La dirigencia emelecista, presente el martes en la FEF, rechazó la pena a Reinoso y pidió para mañana un comité ejecutivo ampliado para que sus miembros observen el ví­deo del partido y de esa manera sancionarlo con una mayor pena, además solicitarán para que se le quite una tarjeta amarilla al atacante argentino Ludueña, expulsado en el cotejo por caer en la provocación del rival.

Fuente : EXtra

Escribe tu comentario usando Facebook