fbpx

Carta a un barcelonista

Views: 0
edgar mino newyork

( Por: Diplomático Azul )

A ti, hincha del equipo contrario:

Se que debe estar saltando en un pie de la felicidad de haberle ganado a mi equipo, pues se que últimamente y más especí­ficamente, en los últimos 11 años, es la única alegrí­a que has tenido. A diferencia del tuyo, mi equipo ha sido campeón varias veces en ese perí­odo. Comprendo sin embargo, que la alegrí­a te invade, pero me apena que te conformes con tan poco.

Los equipos ganan y pierden, así­ es el fútbol. Por la derrota de ayer no me preocupo. No te voy a negar que me dolió, como cada vez que mi equipo pierde, pero enseguida se me vino a la mente cuando les ganamos por la misma diferencia en tu estadio, o mejor dicho nuestro estadio. ¿Te acuerdas, verdad? Aunque me digas que no, yo se que si.

Por si acaso decides no acordarte, habí­an un par de muchachos que les hicieron la fiesta; uno de ellos ahora juega en tu equipo, pero no es ni la sombra de lo que fue cuando jugaba en el mí­o. En fin, eso siempre ha pasado cuando ex jugadores de mi equipo han pasado al tuyo. Después de mi equipo no hay gloria. Igual te enví­o un video para que hagas memoria

Ah, también me acordé del año 88, cuando inauguraron tu estadio, perdón, nuestro estadio, o segundo estadio mejor. Me acuerdo que armaron tremenda parranda, de 3 o 4 dí­as, pero esos son detalles. El momento de la verdad los llevó a enfrentarse a nosotros y no pudieron ganarnos. Nunca nos cansaremos de agradecerles por ofrecernos tan ostentosa fiesta para que nosotros podamos celebrar, jajaja. Ahí­ te mando unas fotitos de ese dí­a. Por cierto, me pareció de pésima educación que no nos hayan invitado a la inauguración de la remodelación de nuestro estadio. Comprendo sin embargo, el miedo a que refrendásemos lo que sucedió la primera vez. Y no me digas que fue porque nosotros no los invitamos a la inauguración del Capwell, pues el Capwell habí­a sido inaugurado mucho antes de que tu y yo tengamos memoria.

En todo caso, se que ese es un clavo que te duele, te arde, o como quieras llamarlo y que nunca te podrás sacar. ¿Te das cuenta como son las cosas? Yo se que lo que te digo te duele, pero así­ son las verdades. Por eso dejo que disfrutes el triunfo del último clásico, para darte un respiro, para que no suba la delincuencia en la ciudad. Viendo las cosas objetivamente, lo que sucedió ayer es simplemente un ajuste de cuentas del 3-0 que les propiciamos en 2006, podí­a pasar en cualquier momento. Por cierto, aún no logran golearnos 6-0 como los goleamos nosotros a ustedes, ¿verdad? Ah, tampoco te acuerdas, ya me imaginaba; fue hace algún tiempo, pero la historia no miente.

¡Ahí­ está! Sabí­a que ibas a decirme que han sido vicecampeones de América 2 veces. ¡Wow! Eso es realmente un logro, considerando especialmente que ya otro equipo ecuatoriano quedó campeón y que se les adelantó en su objetivo. Es mejor que ya no sigas viviendo de esos recuerdos, porque los de la Liga te pueden gozar. Como pana te lo digo. Y yo se que mi equipo no ha llegado a una final y que no está en los momentos actuales en condiciones de hacerlo, pero estoy seguro de que cuando lo haga no será para quedar segundo. Más adelante veremos. Mientras tanto tú sigue viviendo de recuerdos.

Pude ver como tu barra festejaba el triunfo del último partido, porque yo me quedé hasta el último en el estadio y canté hasta el último por mi equipo, así­ somos los hinchas. Si mal no recuerdo, cuando los goleamos 3-0 en 2006, tu hinchada ya se habí­a ido al final del primer tiempo ¿no? Discúlpame, se que tu memoria es frágil y debí­ imaginar que no lo recordarí­as. Pero se me hace raro que tu amnesia sea selectiva, deberí­as ir con un especialista para que pueda tratar tu problema. En todo caso, en el video que te dije podrás ver los graderí­os y la gente saliendo del estadio, de nuestro estadio. Es raro que tú y tu grupo de amigos pretendan llamarse hinchada, pues la verdadera hinchada no es “resultadista”, pero mejor es no discutir. Se que te pones sensible.

Se que estás ocupando celebrando todaví­a, por eso no quiero cansarte con mis palabras, aunque yo se que debes estar furioso por todo lo que te digo, pero pana, así­ es el fútbol. Yo soy más azul que nunca; y, como ahora, pongo el pecho a la bala. Es mejor que salir corriendo y esconderse o apagar el celular o desconectarte del messenger, tómalo como un consejo. Disfruta tu momento, ah!, y cuidado te bailan en la liguilla, vas a jugar con el campeón de América, jajajaja. Nos veremos el próximo año. Volveremos a ajustar cuentas, pero mi equipo volverá más fuerte.

Un hincha de tu Papá Emelec

Escribe tu comentario usando Facebook
Entrada siguiente
Armando Paredes: Lucharemos hasta el final
Entrada anterior
Lo que se hizo mal y lo que no se hizo
Menú