Inicio Editoriales Cayendo el muerto soltando el llanto

Cayendo el muerto soltando el llanto

0
566
emelec delfin final ida photocarrion raphael carrion viteri
si emelec está en tu corazón, estas imágenes te van a emocionar

Una vez le preguntaron al escultor y pintor renacentista Michelangelo Buonarroti cómo había construido “La Piedad”, y él respondió: “Yo no hice nada solo le saqué a la piedra lo que le sobraba”.

Ese es el ingenio del formador ver la agudeza donde los demás no la ven.

El trabajo del estratega está en mejorar las virtudes de sus dirigidos, corregir imperfecciones. Un entrenador debe ser intuitivo y sensible, para convencer y no imponer. Al futbolista se le llega por distintos caminos. Cada talento debe que ser motivado de manera diferente.
Muchos juegan por dinero, otros por desafío, varios por el orgullo, algunos por el equipo, pocos por los colores.

El entrenador habla al jugador y lo primero que hace el futbolista es buscar profundamente, para ver que hay detrás de sus indicaciones, y no vuelve más si no tiene una respuesta simple y clara en los momentos de gloria o fracaso. EMELEC 2018 ganaba tres partidos seguidos y no sufría problemas de convivencia.

Partidos del bombillo

Su mundo era un paraíso. Bastó perder cuatro cotejos seguidos para que se rompa la magia. Los jugadores dejaron de esforzarse en equipo y, en un gesto de último refugio, pasaron a trabajar solo a título personal.

En ese drama se impuso la hilacha más sombría de la personalidad, y así el indolente se distrajo con el ocio, el maniobrero con la conspiración, el irresponsable con las excusas y el arrogante tomó distancia con los demás. Permitieron que el fracaso les deteriore la autoestima. Se necesitaba potenciar virtudes.

Capwell

No hubo generosidad sino indiferencia. No hubo coraje, ni esfuerzo, ni la trascendente rebeldía. Era la realidad que deterioraba todo.
Cuando hay tempestad las águilas vuelan más alto. Alfredo Arias no pudo crear un clima de optimismo para contrarrestar la mala racha.
Le faltó una comunicación fluida y sobre todo autoridad.

Pedía comprensión y tranquilidad. Hacía tragedia de la derrota (esfuerzo vano y grotesco), y no un análisis del mal funcionamiento de su equipo. Arias fue muy ingenuo en creer que los aficionados lo iban a absolver por vender efecto lastima en cada relato.

AB. ROBERTO BONAFONT – @RobertoBonafont

Precio de entradas

Soso está frustrado y creo se ve superado por la situación adversa pues lo dice: todo lo debe hacer un DT y para lo que él trabaja no le sale.

El apoyo por el equipo no se negocia, con Soso o sin Soso, hay que seguir apoyando a este equipo, nuestros directivos tienen que hacer un mea culpa y hacer correcciones … esto apenas empieza pero los cambios tienen que ser urgentes.

Facebook Comments