fbpx
Califica este post

( Autor: Diplomático Azul )

Seguimos punteros, pero teníamos la oportunidad dorada de sacarle 4 puntos al escolta y no supimos aprovecharla.

Cedimos nuevamente 3 puntos en casa que podrían habernos dado mayor tranquilidad en nuestra aspiración de ganar esta etapa del campeonato con los consiguientes beneficios.

Al igual que todos he vivido estas semanas con mucha emoción, un poco alejado por cuestiones laborales, pero sin perder de vista la realidad de nuestro querido equipo. Lamentablemente, me veo, como hincha, en la obligación de insistir en la necesidad de mejorar varios aspectos.

Aquellos aspectos a los que me referádesde los momentos en que nuestro equipo no convencía siguen latentes. Hemos ganado puntos de visitantes, algo que antes nos era esquivo, pero sigo preocupado por resultados de última hora, como el empate con liga, el triunfo ante el cuenca y la victoria ante el manta, todos sobre la hora.

Nuestro equipo no está para vivir en zozobra. Hay partidos en los que se especula demasiado. Somos punteros, pero en ocasiones no jugamos como tales. El mejor equipo del campeonato no debería sufrir para ganar o empatar. Sigo demandando la necesidad de conseguir los resultados con claridad.

La derrota de hoy debe devolvernos a una dura realidad. Nuestro mediocampo no destruye ni crea como debería. Está simplemente para apoyar lo que los defensas y delanteros puedan hacer. No tenemos variantes. Todo es a través de Coria y Rojas, algo predecible para los rivales. Un equipo que quiere ser campeón necesita de otras armas.

Ya ha sido tiempo suficiente para Torales, cuya mano de hoy es condenable, pues además de condicionarlo pone en evidencia su desesperación e incapacidad. Igualmente queda demostrado que nuestro equipo carece de creación. Debemos ser concientes que el goleador de nuestro equipo no está entre los primeros y que no es delantero.

Es necesario replantear las contrataciones que se han hecho y remplazarlas con un sentido práctico, más allá de preferencias y favoritismos. Torales, Ramos y Mendoza han quedado debiendo. Necesitamos un buen volante de contención, un buen enganche y un delantero efectivo. Esto debe ser consigna para la segunda etapa.

Se nota una falta de volumen de juego ofensivo ordenado. No tenemos abastecimiento ni definición. Esa es la razón principal que nos impide consolidar el juego.

Como se dijo durante la semana, de nada sirven los puntos afuera si no los conseguimos en casa. Si hubiésemos obtenido los puntos contra liga de portoviejo, barcelona, liga de Quito y olmedo en el capwell, nuestro EMELEC tendría 40 puntos y la etapa prácticamente ganada.

Perder es parte del juego, pero no hoy, no como sucedió, la hinchada que llenó el estadio y que salió decepcionada nuevamente no lo merece. Los triunfos por televisión no son lo mismo que aquellos que se viven frente a frente. Queremos un equipo que además de conseguir puntos de visita haga respetar su condición de local.

La carrera al campeonato comienza en casa. De nada sirve ganar fuera si en nuestra cancha los rivales devengan los puntos que les arrebatamos.

Escribe tu comentario usando Facebook