El nuevo ‘cacique’ azul

El exdefensa de River llega a EMELEC para poner orden en una defensa que nunca llenó la vacante dejada por Marcelo Fleitas.
Cristian Nasuti
Cuando se nombra al ‘Tano’ Cristian Nasuti, la primera imagen que llega a la mente es la del corpulento defensa argentino de River Plate que el 17 de junio de 2004 anotó un gol a Boca Juniors, en uno de los más apasionantes superclásicos vividos en el fútbol de ese país.

Aquel día Nasuti iba a ser suplente, pero Eduardo Tuzzio no llegó en condiciones y le cedió el puesto en la zaga, a pocas horas del inicio del partido.

Una semana después de aquella noche memorable, el zaguero se consagró campeón del Torneo Clausura 2004. Ya comenzaba a ser querido en el club de Núñez. De hecho, muchos lo tildaban de Talismán porque la mayoría de veces que actuaba ante los ‘xeneizes’, River ganaba o empataba.

A principios de 2005 se fue a préstamo al Morelia de México, donde permaneció una temporada. A mediados de 2006, volvió a River para ser parte del equipo que conducía Daniel Passarella y luego por Diego Simeone, obteniendo con este el Clausura 2008 (su segundo título con la banda roja). Aunque no jugó demasiado, se dio el gusto de anotar un tanto ante San Martín de San Juan, en un encuentro que los ‘millonarios’ ganaron 3-2.

Luego de aquella consagración partió nuevamente, esta vez a Banfield. En el ‘Taladro’ también jugó solamente un año y después estuvo dos temporadas en tierras griegas, en el Aris Salúnica y el AEK Atenas.

Jorge Burruchaga lo llevó al Libertad de Paraguay, alcanzando los cuartos de final de la Copa Libertadores de América. Fue en ese equipo donde tuvo la primera referencia de Emelec. Cristian Menéndez, exdelantero del ‘Bombillo’, le dijo que se trataba de un equipo grande, muy serio, que permanentemente participa en torneos internacionales.

CARACTERÍSTICAS. Seguro en el juego aéreo y difícil de pasar en el mano a mano, Cristian Nasuti es uno de los zagueros más aguerridos de su generación, aunque nunca tuvo la oportunidad de defender a la selección argentina en alguna de sus divisiones.

No es muy hábil ni veloz con la pelota en los pies y, pese a jugar en una posición donde permanentemente debe enfrentar a los más talentosos, no ha sufrido muchas expulsiones. En doce años en el fútbol de primera categoría se le contabilizan diez expulsiones.

Antes de aceptar la propuesta de los azules tuvo algunos contactos con Belgrano, San Lorenzo, Racing e Independiente, pero ninguno de ellos ofrecía algo concreto. Además hubo otro factor que lo ayudó a decidir: la inseguridad que afecta a la capital argentina.

Amante de la familia (es casado y tiene tres hijos), los paseos y las redes sociales, esta herramienta fue la que le permitió tener su primer contacto con la fanaticada emelecista, que estuvo en la terminal aérea dándole la bienvenida.

Se considera un trotamundos del fútbol y por eso no le ha costado adaptarse a las costumbres de los diversos países en los que estuvo.

En la cancha es un auténtico líder, que le gusta ordenar al bloque posterior. Los años le enseñaron que la ubicación suple con creces a la velocidad.

Sus primeras horas en Guayaquil fueron muy ajetreadas. Solo estuvo un día en el hotel que el club le ubicó. Ayer se dedicó a buscar una casa para que su familia se sienta cómoda. expreso

Facebook Comments