fbpx

“Emelec es donde me formé como profesional y siempre que vengo al país voy al estadio porque es como mi segunda casa”.
Christian Noboa

Sin hablar ruso, con un inglés no tan bueno y sin conocer nada de la cultura de ese país, Christian Noboa decidió, a sus 21 años, arriesgarse y viajar, en 2007, para convertirse en jugador del Rubín Kazan de la Liga Premier de Rusia.

Lo único que sabía era del clima frío, pero al ver el del técnico del club se decidió. Dejó a sus padres, a sus amigos de infancia y por supuesto a Emelec: el equipo de sus amores y el que lo vio formarse como profesional.

“Jugaba en EMELEC y había sido convocado por la Selección. Justo nos tocó ir con la ‘Tri’ a España y resulta que el técnico del Rubín Kazan me fue a buscar al hotel. Fue con una traductora ya que él no hablaba español y me dijeron que conocían de mi trayectoria y que me traía un contrato por cinco años. Le pregunté cuántos años tenía como entrenador y me dijo seis: eso me dio más confianza”, contó Noboa.

El ‘Zar’, como es llamado, dijo que al principio se le hizo difícil acoplarse, pues nadie hablaba español. Su predisposición y ganas de aprender ayudaron para que en un año ya se sienta como en casa.

“El primer año me costó acoplarme al frío, al idioma y a la cultura. Era un jugador ofensivo neto y él me dijo que conocía todas mis condiciones, pero que si no marcaba no iba a poder jugar. Me fui completando como jugador que al final hice lo que él realmente buscaba y me acoplé”, manifestó.

Su padre, Fernando, al principio no estuvo de acuerdo que Christian sea jugador, pero al ver sus dotes cambio de idea. – Él sabe que no quería que sea futbolista, pero al ver su potencial me hizo cambiar de idea. Fue difícil que mi hijo se vaya, ya que uno siempre quiere tenerlos en casa, pero hay que ver sus intereses y objetivos”, dijo su progenitor.
Añadió que – el ruso es un personaje muy introvertido que no participa de ciertas cosas y Christian acá era del ambiente de la salsa, los amigos y la bulla. Fue difícil aceptar, pero su carácter le ayudó a triunfar”.

El jugador de 28 años, quien actualmente milita en el Dínamo de Moscú, cree que todo llegó en su momento por obra de Dios y con algo de suerte.

“A máse me terminaba el contrato con EMELEC y en el país había varios equipos interesados, así como también en Colombia y Portugal. Justo se dio la oportunidad de irme, a veces los clubes no te dejan ir y a mí se me dio la suerte de poder salir”, indicó.

Disfruta en familia

Luego de su participación con la ‘tricolor’ en eliminatorias mundialistas a Brasil 2014, Noboa, vacacionó por varios días en el país y se quedó en casa de su padre ubicada en la urbanización Entre Lagos en la vía Samborondón.

“Me considero un hombre muy hogareño. Cuando estoy libre me gusta disfrutar de mis hijos, mi esposa y mis padres. Me divierto haciendo otras cosas como jugando fútbol en la playa o en casa y no comprando cosas caras”, contó.

Hablar de la Selección y de Emelec, es algo que llena de felicidad y de mucho orgullo a este jugador porteño. – Es un satisfacción poder jugar en la Selección. Siempre quiero estar acá y demostrar que quiero hacer las cosas bien. EMELEC es donde me formé como profesional y siempre que vengo al país voy al estadio porque es como mi segunda casa”, exteriorizó.

Su aspiración, es jugar una nueva edición de Champions y Europa League. – Quiero seguir jugando y quiero llegar más arriba. Me gustaría volver a jugar Champions y Europa League. Son mis objetivos y si vuelvo a Ecuador, me gustaría estar en EMELEC aunque por el momento solo pienso en Rusia”, dijo.

Datos Biográficos

Nombres: Christian Fernando Noboa Tello
Nació en: Guayaquil, el 9 de abril de 1985
Apodo: El ‘Zar’
Posición: Mediocampista
Equipo: Dínamo de Moscú

Escribe tu comentario usando Facebook