De cara al 2020: Renovación parcial o total del primer equipo

0
113
cse bsc
clásico del astillero copa spencer : emelec 1×1 barcelona

Por estos días muchas incógnitas rondan en torno al emelecismo, una de ellas es la tan ansiada clasificación de la escuadra eléctrica a los playoffs, por otro lado, la otra cara de la moneda nos muestra a un equipo que sorteando rivales y con apuros ha conseguido ya un cupo para la copa sudamericana edición 2020 luego de alcanzar las semifinales de la copa ecuador y ya habiendo asegurado cupo para dicho certamen, BSC, delfín y LDU (Q) dejan vacante un cupo restante para Emelec, semifinalista de la copa ecuador, sea cual sea el resultado final, el cuadro eléctrico ya ha asegurado su boleto a un torneo internacional para el año siguiente.

A estas alturas del año sería descabellado empezar ya hablar de un Emelec 2020, sin embargo, las condiciones y formato del torneo prevén que, como mínimo Emelec deberá empezar a pensar en el siguiente año más pronto que tarde, al terminarse la fase regular a fines de octubre el torneo se reduce ostensiblemente y una eventual no clasificación del cuadro eléctrico a la postemporada obliga a los directivos a modificar su agenda.

No obstante, es fundamental hacer una digresión entre los resultados deportivos que Emelec está obteniendo hasta la fecha, y como va a encarar el proyecto deportivo del año siguiente y si muchos de sus elementos actuales formarán o no parte del llamado ‘proyecto deportivo’. Hay que aclarar que para el año siguiente es muy probable que en la dirigencia eléctrica se incluya a un manager deportivo (Marcos Mondaini sería el escogido) dentro del organigrama institucional, lo cual mutaría en ciertos aspectos la política de fichajes y captación de talento para el primer equipo.

Ahora pensando en lo que sería Emelec 2020, lo primero que se debe evaluar es la situación contractual de algunos de sus elementos, sobre todo de aquellos que son propiedad del club y que se encuentran cedidos en otro club y de aquellos cuyo contrato finaliza al terminar la presente temporada, es por ello que en el presente análisis se los ha disgregado en dos grupos:

JUGADORES CEDIDOS CON CONTRATO LARGO EN EL CLUB

Segundo Portocarrero: jugador que incursiono en el primer equipo a mediados del 2016 de la mano de Alfredo arias, un extremo de condiciones más que interesantes que no pudo consolidarse a lo largo de tres temporadas que estuvo en Emelec saliendo cedido a inicios de este año a deportivo cuenca –donde firmó un contrato hasta diciembre del presente año-, a finales de 2017 firmo una renovación con Emelec hasta el 2022. El jugador para 2020 deberá presentarse una vez más a la pretemporada para probar nuevamente suerte en el primer equipo y convencer a Rescalvo –quien aún no pudo evaluarlo- de tenerlo en sus planes de cara a la siguiente temporada.

José hurtado: Emelec adquirió sus derechos deportivos a inicios de este año haciéndole un contrato por 4 años, el jugador a mediados de año se fue cedido a Mushuc runa por no ser considerado por Rescalvo para el primer equipo, un defensor central que en su etapa en Guayaquil city demostró ciertas virtudes -como la velocidad y el juego aéreo- que no logro refrendar en Emelec durante su corta estancia, su periodo de cesión termina a finales de año, el panorama indica que no tendría espacio en el primer equipo ante la inminente consolidación de Aníbal Leguizamón en la zaga con Leandro Vega, afuera esperan elementos como Marlon Mejía, la promesa Joel Quintero y Jordán Jaime, la zaga a priori está copada por lo que el pronóstico para Hurtado en el primer plantel de Emelec no es el más alentador.

Dennis Quintero: Otro elemento cedido en Mushuc Runa, el ‘5’ surgido de las formativas del club y de características polivalentes en el terreno de juego tiene contrato largo con el club que además es dueño su pase. Un jugador que, de la mano de mariano soso gozo de espacios y minutos en el primer equipo, sin embargo, salió a préstamo al equipo del ‘ponchito’ hasta final de temporada por falta de espacio en el primer equipo.

Robert Burbano Jr.: Está demás decir que dentro de los errores sistemáticos que cometió mariano soso fue haber apartado a Burbano del primer equipo, a las pruebas me remito, el as bajo la manga de Emelec es que es dueño de su pase y su cesión en Delfín es hasta final de temporada, seguramente tendrá la oportunidad de volver al club y tener una segunda etapa de la mano de Rescalvo.

Byron Palacios: Delantero que debutó de la mano de Mariano Soso y con uno de los debuts más prometedores en el primer equipo, se fue cedido en la segunda vuelta del torneo al CD El nacional, el delantero de 24 años llego a nacional a préstamo hasta final de temporada, aún tiene poco rodaje en primera división por lo cual es muy factible que siga sumando minutos con El nacional para la temporada 2020 o en su defecto siga afianzándose en algún club de medio cartel.

Nelson Soliz: El talentoso volante que llego a inicios del 2018 proveniente del Guayaquil City, tuvo un primer paso en falso por el primer equipo de Emelec, una rotura de ligamentos cruzados en la rodilla que lo alejo casi en la totalidad del torneo 2018 más la falta de oportunidades para la primera parte del 2019 desencadenaron en la cesión del jugador hacia su ex equipo Guayaquil City hasta finales de año con el fin de ganar minutos, a su llegada firmo un contrato por 5 temporadas con los eléctricos por lo cual es muy probable verlo vestir una vez más la camiseta azul para la temporada 2020.

JUGADORES QUE FINALIZAN CONTRATO CON OPCIÓN DE COMPRA

Gabriel Cortez: jugador que llego a Emelec proveniente de Lobos BUAP (donde llegó cedido de IDV en 2018) con contrato de un año y opción de compra al finalizar el mismo. Cortez lejos de brindar el potencial que se espera de un jugador de sus condiciones, ha tenido una temporada bastante discreta en Emelec, rindiendo por debajo de lo esperado, completando 90 minutos en contados partidos, generalmente entrando al cambio.

Teniendo un par de actuaciones destacadas, en la presentación de la plantilla en la explosión azul ante Sporting cristal de Perú y frente a fuerza amarilla en el 1-4 a favor de Emelec.

El resto han sido participaciones discretas con ciertos destellos de buen fútbol producto de su talento individual, en la parte colectiva no ha sido un aporte en cuanto a la idea futbolística que pregonó en su momento Soso y la que trae consigo Rescalvo, no es por nada que siendo un jugador que en las primeras fechas gozaba de confianza por parte de Soso, paso a no ser considerado ni entre los convocados, la misma tendencia se viene dando con Rescalvo, de ser inicialista, ha pasado a ser opción para el cambio, su rendimiento esta en observación y para la hinchada eléctrica no deberá ser sorpresa si al final de temporada la dirigencia avalada por el técnico español deciden no hacer uso de la opción de compra, lo más viable para el club sería extender el préstamo por otra temporada con el fin de darle una oportunidad más al jugador y de cuidar su patrimonio y activos.

Fernando Guerrero: desde un principio la intención de Emelec era hacerse de los derechos deportivos del jugador y ofrecerle un contrato largo, en el camino se pudo conocer a través de los medios del club y medios digitales deportivos que apenas su contrato con Emelec lo vinculaba por un año con opción de compra, quizás este jugador cause cierta dicotomía entre la parcialidad azul, los criterios son simples, a día de hoy es el jugador mejor pago del club lo cual contrasta mucho con el nivel individual exhibido, su rendimiento también está bajo observación y es muy probable que su renovación este supeditada hacia la consecución de objetivos deportivos del primer equipo.

Para el año 2020 será un jugador de 30 años con una ficha valuada $800.000 de acuerdo al portal transfermarket, la dirigencia comandada por Nassib Neme tendrá que evaluar muy fríamente que decisión tomar respecto al talentoso volante cuya estancia en el cuadro azul podría estar llegando a su fin cuando culmine esta temporada.

Óscar Bagüí: la ya leyenda del cuadro eléctrico, finaliza su contrato a finales de diciembre del presente año, es evidente que desde su recuperación física y su vuelta al once estelar se vio una defensa más sólida, ya con 36 años y con recurrentes problemas físicos su renovación ya no depende enteramente de él, mucho jugará la opinión de Rescalvo y si considera que aún puede contar con él para lo que sería su nueva versión de Emelec.

Esteban Dreer: al igual que Bagüí, es uno de los jugadores que le ha dado tanto al club que su renovación depende más de ellos que de lo que pueda decidir el director técnico, quizás la versión de este año del Rifle no ha sido la más óptima, luce cada vez un poco más lento de reflejos y en las salidas, sin embargo, le ha bastado para ser aun el arquero titular del equipo, quizás sus sustitutos no han estado a la altura para disputarle el puesto, su renovación parece más segura en detrimento a la de los jugadores que estoy por mencionar.

Fernando Luna: Quizás el caso más curioso de los que finalizan contrato, su vínculo con el club finalizaba en diciembre del 2018, luego de un segundo semestre auspicioso con Emelec en 2017 –consiguiendo el título 14 con los azules- tuvo un año 2018 para el olvido, completó el año y medio de contrato que tenía en el club y a inicios de 2019 se rumoreaba con una cesión a fuerza amarilla, lo cual terminó siendo más extraño aún porque finalizando 2018 el club no había confirmado una renovación oficial con el jugador, al final está completando una temporada más con el club siendo esta su peor actuación desde que viste la camiseta de Emelec , su renovación a día de hoy es inviable desde cualquier punto de vista.

Holger matamoros: ha tenido un 2019 eclipsado en un 99.9%, habiendo disputado apenas 9 partidos y 410 minutos en el terreno de juego, en muchos de ellos entrando desde el cambio, ya con 34 años y con poca actividad en el primer equipo desde que asumió las riendas del equipo el cuerpo técnico de Rescalvo, es muy difícil ver a la ‘chicharra’ siendo parte del plantel azul para el año 2020.

Hay casos de jugadores como Kevin Arroyo y Fernando Pinillo, cuya situación de momento es bastante ambigua, de Kevin Arroyo nunca hubo una voz oficial del club que se pronunciara sobre la compra definitiva de este jugador y en su presentación en sociedad deportiva aucas en el mes de julio de este año, el jugador en cuestión supo declarar que ‘le quedaba 6 meses más de contrato con Emelec y que el club nunca hizo uso de la opción de compra’ por lo cual es lógico suponer que el jugador no se acoplaba al plan de Rescalvo y sale cortando relación contractual con Emelec y por ende nunca se ejerció una compra definitiva por él.

La situación de Pinillo es distinta, su salida se da rescindiendo contrato con la institución y negociando su pase con el Delfín, club que le ofreció un contrato por 3 años.

Para finalizar hay que resaltar que es más que evidente que la versión futbolística del Emelec 2019 ha estado muy por debajo de las expectativas de los dirigentes y de los hinchas, el listado de jugadores con contrato y los que finalizan contrato no es corto por lo que en Emelec tendrán que empezar a apostar un poco más por los jugadores surgidos de las divisiones formativas con el firme objetivo de renovar la plantilla y ‘rejuvenecerla’, el rendimiento de muchos jugadores de la plantilla actual está bajo observación y de aquí hasta que termine el presente torneo rendirán exámenes finales partido a partido.

La renovación parcial o total de la plantilla para la temporada 2020 dependerá mucho de lo que Rescalvo pueda evaluar al final de la temporada habiendo o no conseguido los objetivos trazados, haciéndose referencia en que muchas de las apuestas de este año que venían con cartel de ‘Cracks’ de momento se están quedando bastante cortos en sus prestaciones con el club, lo que sí que es cierto es que indistintamente de los resultados, esta temporada 2019 se llevará consigo alguna que otra cabeza del primer equipo.

Editorial por: Pedro Jacinto Coll Torres
Instagram: @pedro_coll1008

Facebook Comments