fbpx

( Por: Diplomático Azul )

Llegó la hora, ya no hay excusas para las equivocaciones. Es un partido en el que se juegan muchas cosas. Hay que jugarlo con cautela, pero con corazón, con inteligencia, pero con í­mpetu. Hay que dosificar y al mismo tiempo dejarlo todo. Hay que respetar al rival y al mismo tiempo someterlo.

Este domingo la consigna es demostrar que somos lo mejor de lo mejor y que estamos por encima de los comentarios malintencionados, de las envidias, de las chequeras gordas, de las mentiras, de las provocaciones, de las especulaciones, del sufrimiento ajeno, del periodismo sesgado.

Pero también es necesario demostrar que estamos por encima de la suerte, de las probabilidades, de los números frí­os, de las coyunturas, de las casualidades. Necesitamos demostrar que lo que logremos es a base de merecimientos y de nuestro propio esfuerzo. De esa forma lograremos sobreponernos a todo aquello que pretenda hacernos daño y no tendremos que echarle la culpa a factores externos, como por ejemplo unos minutos de adición, un expulsado injustificadamente o un penal en los últimos minutos; ojo! Ya ha sucedido.

Convengamos en que el partido de mañana no podemos perderlo, hay que ganar sea como sea, pero eso si, sobre la base de nuestro esfuerzo. Digo nuestro porque me incluyo en el grupo de aquellos que van a colaborar para el triunfo. No es cuestión de dejárselo todo al equipo, cuerpo técnico y dirigentes. Ellos juegan, dirigen y toman decisiones. Nosotros, los hinchas los proveemos de algo necesario para que el equipo ande y saque fuerzas en sus momentos de flaqueza.

Nuestro apoyo es fundamental. No basta con un buen pensamiento. Vamos mañana todos al Estadio, a dejar la garganta para alentar a nuestros jugadores. Hagámoslos sentir que estamos presente, que realmente nos escuchen y opaquemos a los que alienten al equipo contrario.

Vamos bombillo, siempre estaremos contigo, tu apoyo en las buenas y en las malas.

Tu hinchada que te apoya y que te sigue con amor.

Emelec en vivo

De acuerdo al informe preliminar, Leguizamón sufrió “un trauma contuso en la cintura pélvica”, y las primeras evaluaciones “no determinaron lesión de consideración”.
El zaguero tuvo una jornada adversa en el 9 de Mayo ya que en la primera jugada de peligro en el partido terminó anotando un gol en contra y pocos momentos después fue retirado en camilla al presentar dolor a nivel de la cintura.
El argentino justamente marcaba su debut a nivel de LigaPro con la camiseta azul.

Carlos Orejuela: “Nos vino bien esa Mini pretemporada. Estamos más acoplados. Flamengo será un rival difícil. Nosotros trabajamos día a día para ganar”.

Escribe tu comentario usando Facebook