fbpx
Califica este post

Mi filosofía siempre ha sido; – si quieres algo, gánatelo”. Y Emelec, hasta ahora, está cumpliendo con dicha premisa: ganando con autoridad, con categoría, con brillo, con inteligencia; evitando caer en baches innecesarios que atrasen su camino hacia el titulo…hacia esa ansiada onceava estrella. Y la recta final ya está a la vista…solo hay que recorrer algún kilometraje.

La breve para que tuviera el campeonato ecuatoriano de futbol, ha servido como un regenerizante para los azules; propinó senda paliza a la U. Católica, que se mantenía, hasta ese entonces, como único líder de la tabla, y merced a dicha goleada (7 a 0) en el Capwell, los eléctricos retomaron el liderazgo del campeonato. Cabe resaltar, que este partido era crucial para las aspiraciones del Emelec, ya que se enfrentaba con el puntero, y el rival obligado a vencer.

Solo así, con el triunfo, podía volver a pensar en que solo dependía de sámismo. Y vaya que lo hizo. A pesar, que en mi opinión, el partido en Quito, contra este mismo rival, pudo haber ganado con un margen menos contundente, pero debido a los problemas de definición, perdimos, estando arriba en el marcador, de una forma inverosímil. Con esa perspectiva pensé, que aquí – en la caldera – podríamos ganar claramente si comprábamos 5 latas de puntería en la tienda. Y al parecer la compra fue de más, y los camaratas sufrieron una tempestad eléctrica.

Y por lógica -aunque en el futbol dicha presunción es herética- se tenía que ganar en Ambato. Es decir; le ganas al puntero con goleada, y no vas a ganarle al último de la tabla que prácticamente está descendido ?!! !!Déjate de joder !! A lo menos que ese equipo no fuera el Macará, sino, alguno de la premier league.

El resultado fue justo, porque esa es la realidad, y hay que marcar diferencias para que sepan quién es quién. Y eso no tiene nada de arrogancia, porque esto es una competencia, donde todos quieren ganar…hasta el más humilde. Con esta victoria, los millonarios mantuvieron la ventaja de 3 pts., sobre sus mediatos seguidores; la católica que se quedó con 30 pts. por su empate contra los chullas. Y el independiente lo alcanzó con su triunfo en Cuenca. Y lo que se viene, es más crucial para los de Sangolqui, que para el trencito azul: la próxima fecha juegan entre sí. Y de ganar los del valle, seria, dependiendo de ciertos resultados, el otro rival directo, y para mí, la última final brava.

Ahora viene el partido más importante de nuestro país: el clásico del astillero. Con dos distintas realidades; el uno pelando por entrar a campeonatos internacionales, y el otro por ganar el título. Y medio de esta pugna, se comienza a sentir la atmosfera que produce este trascendental encuentro. Hay un adagio futbolero local que dice; – cuando uno de los astilleros está peleando el titulo, si gana el clásico es campeón”. Obviamente que se trata de una metáfora subliminal, ya que el vencer a tu rival más acérrimo, eso te da un plus de inyección anímica para ir con más impulso a enfrentar los siguientes obstáculos. Es un catalizador emocional que siempre vendrá bien para la salud mental del equipo.

Yo pronostico que el bombillo va a ganar, porque en papeles, en la práctica, por rendimiento, por versatilidad y temperamento, en este instante, está mejor que los amarillos, y eso debe reflejarse en la cancha. Ya le ganamos en su estadio con jerarquía, y ahora, que aún siguen melancólicas, porque siguen recordando a las chicas superpoderosas (Díaz, Nahuelpan. Mina) es el momento de cobrar esa deuda y facturar lo mismo, y si es mejor, algo más. Un titulo sin un clásico ganado de por medio no sabe tan bien…y estoy seguro que vamos a ganar este también; porque no hay excusas para no hacerlo, solo el que ellos mismos no quieran borrar la ofensa por la que pasemos todos los azules el año pasado. Así que, por dignidad, por amor propio, por honor, por capricho, por lo que sea…este clásico debe de ser azul!

A reglón seguido recibimos a los chullas, al que hay que ganar también…reitero, no hay justificaciones para no hacerlo, porque son equipos que anda al bartoleo; sin motivaciones, mas solo las ganas de joder, pero con buen futbol y huevos eso no es nada.

Sacándonos a este par de encima; Barcelona y el D. Quito, habremos avanzado 6 kilómetros, y solo quedarían 12, de los 18 que habían, esperando avanzar otros 3 mas contra el independiente, en el que considero, definirá la suerte del bombillo y podríamos en la próxima fecha celebrar una víspera de campeonato..

EMELEC VA A SER CAMPEON, EMELEC VA A SER CAMPEON, ASI LLORE BARCELONA Y LA P…QUE LOS PARIO.

Escribe tu comentario usando Facebook