Todos entendemos el trabajo progresivo, sistemático, coordinado y sobre todo mal intencionado de la “Tarrina”, que lamentablemente no quedó en ese grupo de viejitos fanáticos del pollo a la brasa, sino que ha renovado sus lineas con jóvenes ambiciosos e inclusive unos pocos que antes lucían con aparente orgullo la camiseta Azul y Plomo.

Pero este no es el problema de Alfredo Arias, solo empiezo aclarando que la tristeza del fútbol que vemos en la cancha es la fiesta de esta gente, les estamos dando de comer, ahora pienso en que podría pasar hasta diciembre.

Revisamos los números de EMELEC en esta etapa y vemos que no ganamos un solo punto en la altura y en ni siquiera en casa logramos conseguir una diferencia de goles importantes con los rivales más débiles, todo esto en las últimas fechas.

La revelación de este año, el humilde DELFÍN, y señalo humilde con cierta envidia porque suponía una de las principales virtudes de los jugadores de EMELEC, lo que en buena cantidad parece que están más atentos a las redes sociales y a las cámaras que a hacer ese trabajo tan bien remunerado jugando PROFESIONALMENTE al fútbol. Sobre el equipo de Manta, es el rival a vencer este año, pero antes de pensar en jugar una final soñada (para mí) entre el BOMBILLO y los CETÁCEOS es ver las posibilidades.

Estrategia

La realidad es que la estrategia de Arias no funciona, no cuaja, los jugadores no la entienden o no la quieren entender, no se sienten ni se ven bien jugando a lo que se ve claramente, a nada. Se supone que la misión del técnico es potenciar el talento (que cuesta mucho dinero) contratado por el Club para que en la cancha se cosechen resultados positivos.

En el Arco, un RIFLE irregular, tal vez producto de una defensa que no le da garantías, tantas pruebas y irregularidades que nos dejan con dos centrales como MEJIA y PINILLO que estan en proceso de consolidación junto a un RAMOS a quien prefiero dedicarle un párrafo mas adelante junto a los demás extranjeros como PIRIS; GUAGUA por volver, una incognita; JAIME mejorando aunque se fue expulsado en el ultimo encuentro con Católica. En los extremos un recién llegado PAREDES en acoplamiento y por la izquierda un BAGUI cuya regularidad podría verse ya afectada después de tantos años de éxitos.

Donde se destruye el fútbol del rival y dónde nace el nuestro, el medio campo donde encontramos a MONDAINI junto a QUIÑONEZ, GAIBOR, LASTRA, PRECIADO; MATAMOROS, los de mayor continuidad no han marcado la diferencia aún, no entran en juego colectivo al menos para conseguir una ventaja mínima en seguidilla. Tal vez AYRTON destaca un poco a pesar de su falta de definición. La esperanza de que LUNA en ese sector asuma la responsabilidad creativa de generación y se conecte con los delanteros.

Y si de crisis hablamos MARLON (Recuperándose de lesión junto a JOAO ROJAS), VIDES, EL CUCO… no alcanza.

Sobre los extranjeros RAMOS y PIRIS, pulgar abajo, estamos SEPTIEMBRE por el amor de Cristo y su saldo es por lejos negativo; y VIDES como dije antes no alcanza.

¿Qué puede hacer Arias para pasar de villano a héroe?

Muy pocas opciones realmente, sólo él y el plantel sabe qué sucede a la interna, qué les falta, qué quieren o qué no quieren. Lo que es claro es que tenemos un líder responsable, Nasib, y lo más seguro es que ARIAS termine al timón este año suceda lo que suceda.

Yo, como cualquier hincha de corazón de EMELEC, va a querer que juguemos la final con DELFIN, así que deseo que las cosas mejores para ARIAS desde ya. Que mejore el sistema defensivo, cruzando los dedos para que no se sigan lesionando los jugadores de mayor regularidad, reforzando una estrategia que vincule a los centrales como unos verdaderos soldados, ágiles, fuertes y rápidos… rápidos con salida segura. Me gustaría ver a MEJIA junto a PINILLO en el centro de la saga. A ROMARIO por derecha con PAREDES adelantado sobre el mismo costado; Por izquierda abajo BAGUI quien tendría adelante a PRECIADO. LUNA en la creación y QUIÑONEZ en la contención y salida desde el centro para dejar a MONDAINI Y ANGULO adelante.

Opino en mi ignorancia de la estrategia profesional, sin embargo es innegable que debe mejorar. Voy a creer que nuestro actual técnico encontrará la formula ahora que [email protected] le dan la espalda, se llenará del espíritu de Emelexismo puro que nunca se da por vencido y muchas veces le tapa la boca sobre todo a los personajes que mencioné al inicio de este editorial.

Nos vemos en el Capwell hermanos azules.

Autor : Carlos Joniaux

Facebook Comments