Lo he pregonado siempre, a mi humilde criterio existen dos dirigentes sobresalientes (Ojo no quiero decir que no hayan existido otros buenos) en el Club más querido del Ecuador, en el pionero futbolístico del país del centro del planeta, en el primer campeón del futbol ecuatoriano Emelec, aquellos sobresalientes dirigentes y visionarios para máson George Lewis Capwell y Nassib Neme Antón.

El primero fue el fundador de una institución que nació para ser grande, extranjero visionario, amante del deporte y enemigo de la mediocridad, en EMELEC solo se competía para ser ganador, ahí la clave de una institución que siempre genera expectativa, cuando se empezó con la iniciativa de incluir el Futbol en el club la consigna fue clara del gringo “Si competimos debemos ser campeones” de lo contrario chao futbol y así fue.

Sobre Emelec

Una seguidilla de memorables triunfos y campeonatos hicieron lo que hoy es el equipo más querido y muy respetado no solo en Ecuador sino en toda América. El estadio con mucho acierto y justicia lleva el nombre de Capwell, hasta aquí resumo lo del “gringo guayaquileño” pero ahora enfoquemos el presente…, este presente que nos pone a un ilustre dirigente con la misma mística ganadora de Capwell, otro visionario, ganador, sediento de gloria para su institución, Nassib Neme Antón.

Seguramente junto a Neme existen muchos otros que han sido sus coordinadores y puntos de apoyo en sus administraciones, pero al César lo que es del César, no conozco personalmente a este ilustre empresario, solamente mi pluma escribe lo que mis sentidos han percibido y lo que la historia dicta cada vez que Nassib ha estado al frente de Emelec, negar sus logros sería de miserables mentales, sufrir de enanismo perceptivo, Neme es junto a Capwell parte preponderante de la grandeza de nuestro Emelec, ojalá a lo largo de la historia azul hubiésemos tenido 3 Capwell y 6 Neme más…!!!

Vamos Emelec

Pero debemos conformarnos y vaya que ha sido bueno tenerlos al frente! por esa razón hoy me atrevo a través de estas líneas a invitarlos a realizar una campaña a pedir y a pregonar para que la parte de mayor ampliación de nuestro estadio lleve el nombre de “Nassib Neme Antón” es lo menos que podemos hacer para agradecer a este excelente dirigente a quien debemos tantas alegrías y satisfacciones, recordemos la frase: “En vida hermano…, en vida” Nassib se lo merece aunque sea de aquellos que no les gusta las primeras planas ni los agasajos, pero es obligación nuestra como buenos emelexistas como seres agradecidos a quien ha dado tanto lustre a una institución que cada día es más reconocida y respetada en nuestro continente, porque debe ser “En vida hermanos, en vida” la nueva remodelación deberá llevar su nombre.

Paul Fong Sánchez

emelexista emelec nassib neme

Facebook Comments

Emelec emelexista pagina oficial