“Si que he llorado carajo! Chucho perdóname xq no te apoyé como merecías que te apoye” @gregorioazul

Reacciones como esta encontré a millares durante toda esta semana a raíz de la desgraciada noticia de la muerte de Cristian Benitez. A medida que fueron pasando los días, la noticia fue tomando tintes aún mas dramáticos. Los que solo conocíamos de la calidad profesional del chucho, nos fuimos empapando, por sus amigos y familiares mas cercanos, de la calidad de ser humano del 11 de la selección. Nos fuimos dando cuenta que no solo habíamos perdido al – killer” de las áreas rivales sino, al excelente esposo, padre, hijo, hermano, amigo, compañero.

El domingo pude escuchar que los caminos de Dios a veces son inexplicables, y que la razón, muchas veces no tiene razón. Y la verdad me cuesta creer que este haya sido el precio que tuvimos que pagar para que nosotros como sociedad al fin podamos aprender!! Fue necesario que perdamos una persona así de valiosa? Fue la desgraciada partido del chucho de este mundo terrenal la moneda para poder delimitar esa línea del respeto que jamás debió cruzarse??

“Aprovecho para disculparme con Marlon de Jesus por tanta mala vibra tirada en twitter. Nunca mas! Gracias Chucho por la lección” @malhabladohp

Nosotros ya vivimos la experiencia de ser injustos y de fustigar y señalar con el dedo a nuestro Otelino Tenorio por comerse un par de goles cuando todavía era un juvenil inexperto. Luego, lo lloramos cuando un accidente de transito, nos lo arrebató para siempre de las canchas.
Gracias a Dios, en su época, todavía no existía Twitter.

Así es, gracias a DIOS y para el, no existía esa red social que HOY se a convertido en ese vinculo directo entre las personas que admiras( u odias) y sus usuarios. Ustedes se imaginan la clase de mensajes y tuits que hubiera recibido nuestro Spiderman del gol al principio de su carrera? No me quiero ni imaginar….

“Hay mucha hipocresía, Chucho tuvo que cerrar su cuenta de Twitter por todos los insultos racistas” Fricson Erazo y Ulises de la Cruz

Nadie es Dios en la tierra para andar juzgando y señalando a nadie. Nuestros jugadores profesionales son personajes públicos y por ende, están bajo la lupa y lo que dicen y hacen es de dominio general pero eso NO NOS DA DERECHO para andar criticando su accionar, peor insultarlos!! Hoy lloramos y lamentamos la partida inesperada de Chucho y muchos andan arrepentidos de tanto improperio e insulto que en vida, le dijeron. Que nos quede de experiencia y por fin aprendamos que NO tenemos derecho alguno al insulto o al vejamen. Hoy tenemos en nuestro club un joven que, sin duda se convertirá en el – 9″ de nuestra selección y que aún tiene mucho que aprender! Si Dios quiere, a fin de año es muy posible que estemos celebrando la consecución de nuestro campeonato 11 y de seguro, Marlon de Jesus, será protagonista principal de este éxito!! Que bacán sería poder felicitarlo, verle a la cara y decirle gracias! sin sentirse hipócrita. Sería lindo no?

Facebook Comments