Cada día se evidencia más la presencia de Dios en las vidas de deportistas y atletas en general en Latinoamérica y en el resto de países del mundo.

El Fútbol no es la excepción, en equipos profesionales sus integrantes agradecen por lo general al terminar la contienda su esfuerzo al Creador.

En Ecuador el Club Sport Emelec, impuso el lema del título de éste artículo y es el pionero en fomentar éste rito de agradecimiento, amén de la religión que sus jugadores profesen, lo destacable es su efecto multiplicador, como por ejemplo la oración de agradecimiento de los chicos de la cantera al obtener un título internacional en USA, lo que causó mucho asombro en tierra yanqui.

Lo que está claro es que la mano del Dios Todopoderoso se está moviendo con mayor rapidez.

Declaraciones

Yo pedía mucho a Nicolás Queiroz porque da lo que no dan ni Dixon ni Godoy, salida clara, apertura de juego, desborda y se asocia con Paredes y llega al área para rematar o poner pases gol. Todas estas virtudes en 2018, en 2019 marca y no puede iniciar jugadas.

Cortez fue importante pegándole a los tiros libres, siempre peligroso, pero en juego nunca un buen pase filtrado ni organizando al equipo como en la Explosión Azul por ejemplo. El “Chiqui” mucho ruido y pocas nueces, lo tomaron con faltas y nunca ganó mano a mano; casi no jugó.

Emelec hizo un pésimo partido, aún peor que en la primera fecha ante Aucas dónde debió perder claramente. No hubo desequilibrio individual alguno ni jugadas asociadas en paredes que si se veían incluso en 2018. Además los azules dieron una cantidad de pases al rival alarmante.

El año pasado Soso no tenía variantes y equivocaba los cambios. Ahora tiene muchas opciones de las que echar mano, le contrataron ocho buenos jugadores y falla de forma garrafal tanto en planteamientos como en los cambios. El 4-1-4-1 fue un desastre en pretemporada.

Jugamos muy mal, no apareció el juego colectivo ni el individual. Son cosas que pueden pasar. Preferible ahora porque si pasa algo como hoy en los playoffs se nos acaba el año. Hay mucho por mejorar.

Extranjeros emelec

Quisiera preguntarle a Soso “¿Por qué creyó que probar varias formaciones en un solo partido iba a ser la solución para ganarlo?

Si no podían con 4-2-3-1 menos con 4-1-4-1, los confundió más a los jugadores. Peor todavía si el 4-1-4-1 fue un experimento que en pretemporada fue un desastre.

Facebook Comments

Emelec emelexista pagina oficial