fbpx

Después de las enormes expectativas que gravitaban entorno al partido inmortal, el resultado, terminó siendo tan frustrante y decepcionante para toda la fanaticada azul, que esperaba con gran ansiedad algún triunfo remediador que hubiese podido saciar su anhelos revanchistas. Aunque me imagino, que para los amarillos, este marcador (0 -0) les sabrá como a una limonada; refrescante. Para nosotros…bue…cada quien sufra a su modo.

Cuando vi en la nomina que Gaibor iba de entrada, me anime a pensar que al fin Quinteros salía de su trinchera esquemática de 4 4 2…pero ¡Oh sorpresa!…solo era cambio posicional, de ponerlo por Mondaini para que este suba como punta para asistir a De Jesús. Algo que no estaba mal proyectado, pero esa idea acarreaba otro problema: Gaibor no es un jugador de carrera, sino, de habilitaciones, de medio campo central; esta de mas comprobado que por las bandas el pana rinde menos que limón verde. El necesita asociarse con otros de buen toque, definirlo en ese lugar sin distracciones, convencerlo que es uno de armado, y no de proyección. Cuando juega como enganche, aún no siendo un 10, lo simula mejor que otros., o por ultimo, ponlo a jugar como doble 5, así tienes, no solo contención, también mejor rotación y administración…pero denle un lugar fijo en donde pueda realmente ser útil. Que también es algo parecido con lo que pasa con Zeballos.

A ver…yo creo que si trajeron a este jugador (Zeballos) con tanta insistencia, es porque supuestamente era un hombre para dar soluciones; de área, de gol, un nueve nato, ¡y si lo es!…pero resulta quemas parecería ser un siete, ocho, hasta cinco…pero ni de chiste un ¡NUEVE!. Si traes un forward, ponlo dentro de las 18, que es su hábitat natural, no por fuera de los 20 metros, ni para asistir a De Jesus…!! Nooo !! . Este moreno está para aprender del paraguayo y no viceversa…a lo menos que Marlon demuestre categóricamente, sin cuestionamientos, que está de titular por súper méritos, es decir, haciendo goles y eso no está sucediendo en la dimensión que se necesita para justificar su titularidad, relegando a otro, para mi, con mejores condiciones para suplir ese puesto clave. Y lo que me resulta más desconcertante es, que de venir como protagonista, es banqueado, y ahora ni siquiera lo pones al recambio en un partido crucial, cuando lo que mas se necesitaba era un jugador de la experiencia de él. Todo hace suponer que el técnico le tiene mas fe a las cualidades físicas del muchacho De Jesus que a las virtudes técnicas del guaraní…y ahora, hasta el – crack” de Enner Valencia esta por encima del extranjero…entonces…si es así…¡¡ Turco, no gastes mas plata y déjalo ir a Pablito…!! Porque de seguir con esa displicencia táctica de no plantearlo en donde es, ni cuando es…de seguro se resiente anímicamente y cae en un bajón para rematar su penosa realidad en el club. Y para ser mas practico todavía: Quinteros debería ponerlo, y si no rinde, se libra de toda culpa, que ya esta recayendo proporcionalmente en su persona. Aunque la prensa – especializada”en todo, menos en ser analítica…endosa el problema de rendimiento en particularidades del jugador foráneo, creando un hostigamiento emocional adicional al malestar propio que ya tiene encima.

Y por ultimo, simplificando tiempo y espacio, puedo resumir que EMELEC jugó a lo típico; recargado por las bandas, de afuera hacia adentro, sin transito por la media en los tres cuartos finales, sin espacios; lo que hacia rifar los pases y nulas las asociaciones. En ciertos pasajes, mas estático que monumento de parque…en si, a lo Quinteros: vertical sin inteligencia. Creo que lo mejor estuvo en lo extra futbolístico. Hubo más adrenalina en las gradas que en la cancha. La presión térmica del cotejo estuvo como Cuenca, templado…con variables mínimas de emociones, por alguna jugada de Caicedo; que trunco el grito de gol en las gargantas de los miles de Emelecistas que abrumados veían que con el tiempo se diluía la esperanza de conseguir la victoria que quedó naufraga en la desilusión del escuálido empate contra su eterno rival. Y aunque no hizo un gran partido, supo hacer lo necesario para no perder, en un clásico común y corriente…de esos que son el aperitivo para el olvido colectivo.

Por. Numa Pompilio Llona
https://twitter.com/NumaLlona

Escribe tu comentario usando Facebook