fbpx

Con un partido pendiente de la fecha 10 contra Liga de Quito en Ponciano, EMELEC termina la fase uno de la primera etapa del campeonato, manteniéndose hasta el momento, en segundo posición; (21 puntos), detrás de la U. Católica (24 ptos), y apenas por encima del Nacional (20 ptos).

Si de ganar este partido, haría 24 ptos, compartiendo la punta con los camaratas, alejándose brevemente de la amenaza de los militares. He ahí que estos puntos son cruciales para sostener cierta ventaja que le daría algo de sosiego…hasta el próximo encuentro.

Porque digo que el triunfo contra los azucenas es imperativo?…simple…porque el siguiente rival es el mismo nacional que nos ganó 2 a o en el Capwell, el viernes nomás. Una herida que debe servir como catalizador para enmendar ese craso error; esa vergüenza que debe ser compensada el día miércoles en Quito.

Con esos tres puntos, sumados al uno que llevamos, sacaremos cuatro sobre los puros criollos, que nos vienen pellizcando el trasero… y así nos moleste o no nos guste, siempre nos ve las webas…!! Por eso es que soy muy enfático en recalcar este detalle.

El tener una moderada distancia matemática contra un perro de presa, es reconfortante en todo sentido. En lo psicológico; el equipo no va tensionado, pensando que una pérdida lo relegaba a un tercer puesto; mantendría su posición sin perder de vista al puntero que eventualmente no está seguro del todo arriba.

En lo anímico; ir con ventaja, ganando a un equipo bravo como la Liga siempre es un aliciente, ya que ayuda a levantar el estima, que juega un papel importantísimo a la hora de meter garrar…o huevos, como dice la pipol.

Si EMELEC tiene muy serias aspiraciones para ganar esta etapa – tiene que convencerse a si mismo que si puede con ese objetivo”…y la forma de demostrarlo es justamente venciendo, sin dejar dudas o espacios para el temor de una eventual final contra algún equipo que puede arruinarle la fiesta, y causar otra enorme frustración a su querida y fiel hinchada que está soñando con ese titulo desde hace cuatro años.

Para mi, la clave para alcanzar el campeonato está en estos partidos, contra la liga y el nacional; 12 ptos…de los cuales, ya perdimos tres – sin contar los que dejamos escapar contra la Catolica hace unas semanas atrás – pero eso ya no viene al caso…ya que tenemos que cogerlos acá como local.

Y ahí no hay excusas para no ganar. Habiendo sacado una cuantiosa ventaja; mínimo cinco, es suficiente para mantenerla o aumentarla al ritmo que se vayan dando los rivales de turno.

Los campeonatos no se definen faltando cuatro o tres fechas antes de la culminación…noo…se lo hace antes, sacando el mayor puntaje sobre los demás. – Quien piensa que un título se lo consigue al final, nunca lo ganará”. Claro que hay sus excepciones, como el fútbol argentino, porque es más competitivo, pero acá, con 6 ptos de sobra, debe alcanzar sin pasar sufrimientos.

Una vez sacada la proporción necesaria, solo es cuestión de no aflojar las riendas, dosificar y potencializar dicho recurso – la ventaja – con equipos a quien se debe obligadamente vencer. Estamos hablando de un Macará, un Manta, un Quevedo, una Loja, un Cuenca, y hasta la misma Católica. No es normal que un equipo así esté peleando un campeonato, esto es atípico.

Y más allá que ellos hayan hecho mérito para estar, la realidad es que los demás están mal- por eso es que ciertos clubes surgen como luciérnagas – entre ellos, también, el Independiente, que se ha vuelto una piedra cargosa en el camino, pero igual se debe vencerlo; por historia, por plantel…por dignidad.

En otro rango, están los más bravos, los que siempre están peleando el titulo, pero por circunstancias a veces tienen bajones y ahí hay que aprovechar esas falencias…a pesar que eso, no cuenta en ciertas ocasiones: Liga no está en nada pero siempre complica. Barcelona es otro que va a la deriva, pero que puede ser un aliado útil. El D. Quito con sus ironías: la furia del chiro.

El Nacional; el milagro de Sevilla. Son a estos que se le debe pisarles el poncho…ganarles con categoría, porque están a nuestro nivel, comparten nuestros mismos privilegios, aunque somos diferentes en otros aspectos.

Nosotros tenemos la catedral del futbol ecuatoriano: el primer estadio. Fuimos el primer equipo campeón. Somos los únicos en quedar campeones en todas las décadas. Somos uno de los dos equipos que tienen el privilegio de componer el partido más memorable del ecuador: el clásico del astillero.

Y aunque no seamos los más populares, ni hayamos ganado todavía un título internacional, y no tengamos más campeonatos locales…somos la hinchada con mas webos, la mas fiel, la más bullanguera…y la más querida del ecuador.

Por eso, si es que queremos la 11va estrella…gánense como verdaderos campeones…por lo que es Emelec…!!!

@NumaLlona

Escribe tu comentario usando Facebook