El Capitan cumple anhelo de gran hincha azul

0
1206
nathalie cobo
nathalie cobo bella modelo quiteña emelexista

Hizo realidad el sueño de Nicolás

expreso.ec

Identidad. La habitación de Nicolás está llena de detalles del equipo de sus amores y del ‘Polaco’ Elizaga, a quien desea pedirle un regalo especial para la próxima Navidad

Ilusión. Sentado en su silla de ruedas, Nicolás Kronfle tuvo la mejor sorpresa de su vida, al encabezar la tropa azul que saltó la cancha del Capwell, junto a su ídolo, Marcelo Elizaga.

Los cerca de treinta minutos que Nicolás Kronfle permaneció en la salida del camerino de EMELEC fueron los más emocionantes de su vida.

Durante ese tiempo, el pequeño de 13 años se dedicó a pensar en qué le diría a Marcelo Elizaga, su ídolo y quien le había prometido acompañarlo hasta el centro de la cancha del estadio Capwell, previo al encuentro que EMELEC jugó el miércoles ante Espoli.

Llegó el momento esperado. El capitán encabezó la tropa azul que saltó al gramado y lo primero que hizo fue tomar el hombro del pequeño, quien padece de una miopatía (conjunto de enfermedades musculares que provocan inmovilidad en el paciente).

«¿Qué fue campeón?, ¿cómo vamos?». Las preguntas que Elizaga le hizo a Nicolás tuvieron un titubeante – bien» como respuesta. El pequeño no acertó a decir nada más. Los nervios lo traicionaron.

Ayer, ya en su domicilio, las palabras comenzaron a fluir con más facilidad de la boca de este pequeño hincha emelexista, que tiene su habitación decorada con motivos relacionados al ‘Bombillo’ y donde un póster de Elizaga ocupa un sitial de privilegio.

«Fue lo mejor que me ha pasado, pero la verdad es que me quedé. Era de aprovechar la oportunidad para pedirle a Marcelo que me regale su buzo, sería el mejor obsequio de Navidad cuando EMELEC sea campeón», comentó el pequeño, hermano de la asambleísta María Cristina Kronfle y cuya enfermedad se comenzó a pronunciar desde que nació.

Sin embargo, nunca se dejó vencer. Incluso cuando ya no pudo caminar (8 años) siguió atajando, sentado en su silla de ruedas e identificándose con Elizaga, debido a la valentía que demuestra en el arco.

Esa actitud arriesgada le costó algunos golpes y la pérdida de una pieza dental, pero nunca renunció.

«Yo no me avergüenzo por mi enfermedad, porque así como estoy soy capaz de hacer cosas que otras personas en plenitud física no pueden. Además, tengo en mi hermana (María Cristina) un ejemplo a seguir», apostilló.

Con esa misma decisión, Nicolás aspira a hacer realidad su sueño de estudiar Gastronomía y, lo más importante para él, ver campeón a su ‘Bombillo’ del alma.

Facebook Comments